Archivo de Público
Martes, 6 de Abril de 2010

Japón pide a Toyota que recupere la confianza tras la multa de EEUU

EFE ·06/04/2010 - 08:15h

EFE - En la imagen, el presidente de la Toyota Motor Corporation, Akio Toyoda, durante una conferencia de prensa tras una reunión en el Comité Especial de Toyota para la Calidad Global en las instalaciones de la compañía en Toyoda (Japón). EFE/Archivo

El Gobierno de Japón pidió hoy a Toyota que recupere la confianza de los consumidores en su seguridad tras el intención de EEUU de multar al fabricante nipón por la gestión de sus llamadas a revisión, aunque evitó valorar la decisión de Washington.

Según informó la agencia Kyodo, el ministro de Economía, Comercio e Industria, Masayuki Naoshima, no quiso pronunciarse sobre la decisión de las autoridades estadounidenses de imponer a Toyota la mayor multa posible por ocultar defectos en sus vehículos durante meses, de 16,3 millones de dólares (12 millones de euros).

"La decisión está basada en las leyes de Estados Unidos y por lo tanto es difícil para el Gobierno nipón hacer ningún comentario directo", indicó Naoshima, que añadió que "lo más importante es saber si Toyota puede recuperar la confianza de los consumidores en la seguridad" de sus vehículos.

El ministro de Transporte japonés, Seiji Maehara, dijo hoy en otra rueda de prensa que espera que Toyota se tome los asuntos sobre seguridad en serio y mejore su reputación.

La multa que se impondrá a Toyota puede llegar a 16,3 millones de dólares (12 millones de euros) y la empresa japonesa tiene ahora dos semanas para recurrir la decisión de la Administración de Seguridad en la Carretera (NHTSA, por su sigla en inglés).

EEUU ha impuesto esta sanción por la gestión del fabricante japonés en las llamadas a revisión de sus vehículos en el país norteamericano por posibles fallos en el pedal de aceleración, lo que ha afectado a más de 8 millones de unidades en todo el mundo.

"Ahora tenemos las pruebas de que Toyota no cumplió con sus obligaciones. Lo que es peor, a sabiendas durante meses ocultaron a las autoridades de EEUU un peligroso defecto y no actuaron para proteger a millones de conductores y sus familias", afirmó el secretario norteamericano de Transporte, Ray LaHood.

En un comunicado divulgado en EEUU, el fabricante nipón respondió a la multa señalando que "ya hemos adoptado una serie de importantes medidas para mejorar nuestras comunicaciones con reguladores y clientes en temas relacionados con la seguridad como parte de nuestro reforzado compromiso global de garantías de seguridad".