Archivo de Público
Lunes, 5 de Abril de 2010

EE.UU. rechaza las acusaciones de "chantaje" de Raúl Castro

EFE ·05/04/2010 - 07:30h

EFE - El presidente cubano, Raúl Castro, pronuncia un discurso este 04 de abril en la Habana, Cuba, durante la clausura del IX congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC).

El Gobierno estadounidense rechazó hoy las declaraciones del presidente de Cuba, Raúl Castro, que acusó a Estados Unidos y a la Unión Europea (UE) de "chantaje" por las criticas tras la muerte del disidente Orlando Zapata.

El portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, señaló que las condiciones en las que viven los presos cubanos -"la masificación, la falta de higiene y de agua potable"- no es responsabilidad del Gobierno estadounidense sino del Gobierno cubano.

Crowley lamentó que Cuba no permita a las agencias humanitarias, incluida la Cruz Roja Internacional, supervisar las condiciones en esas cárceles, por lo que el hecho de que los presos se rebelen contra esas condiciones "es responsabilidad del Gobierno cubano".

Según el portavoz, el Departamento de Estado calcula que hay unos 200 presos políticos. "Tenemos una gran preocupación sobre la masificación, la falta de higiene y de agua potable en esas prisiones", señaló.

Castro acusó el domingo a EE.UU. y a la UE de realizar "increíbles campañas mediáticas" de descrédito sobre los derechos humanos en la isla, por las críticas que ha recibido el régimen comunista del Parlamento Europeo y otros organismos tras la muerte en la cárcel del disidente Orlando Zapata después de 85 días en huelga de hambre.

"Hay responsabilidades fundamentales bajo la ley internacional de cuidar a los ciudadanos, incluidos aquellos en prisión" dijo el portavoz, quien enfatizó en que las autoridades cubanas "deberían estar a la altura de esas obligaciones".

Preguntado sobre si el hecho de que Castro incluyera esta vez en sus acusaciones a la UE abriría una ventana para una mejor coordinación entre ambos bloques hacia Cuba, Crowley señaló que lo que sus declaraciones eran sólo la posición de Estados Unidos.

"Cuando hablamos con otros Gobiernos sobre la región, el tema de Cuba suele salir, pero lo que acabo de describir es nuestro punto de vista".