Archivo de Público
Martes, 6 de Abril de 2010

El PP presume de su actitud frente a la corrupción

El líder conservador no da una sola explicación sobre la posible financiación ilegal de su partido en cuatro autonomías

MARÍA JESÚS GÜEMES ·06/04/2010 - 00:30h

El líder del PP, Mariano Rajoy, consagró ayer a la economía el grueso de su intervención ante el comité ejecutivo nacional de su partido y evitó entrar a fondo en los temas de corrupción que salpican a sus siglas. Lo hizo un día antes de que se haga público el grueso del sumario del caso Gürtel, sobre el que ya no pesa el secreto de sumario.

Rajoy habló de corrupción y hasta mencionó al que consideraba su "amigo" Jaume Matas, pero no añadió nada distinto a lo que dice desde hace meses. Tampoco quiso dar ninguna explicación sobre la mancha de financiación ilegal que se va extendiendo por varias de las autonomías donde gobiernan los conservadores.

Feijóo: "No es aceptable que tan pocos hagan tanto daño a tantos"

A la salida de la reunión, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, trasladó el mensaje del presidente nacional: "Ha dicho que el PP tiene un compromiso de ejemplaridad y que lo va a cumplir. No vamos a consentir actuaciones que sean impresentables ante la opinión pública. El PP ha actuado en todos los casos que hemos conocido hasta ahora y vamos a seguir actuando con toda la contundencia".

No es la primera vez que el PP lanza esta promesa. Pero, ahora más que nunca, algunos de sus dirigentes, muy preocupados, creen que ha llegado la hora de cumplirla porque la situación es insostenible. Durante el encuentro, Rajoy, según los presentes, se mantuvo serio y firme, pero quien pidió "contundencia", quien utilizó ese término y quien se elevó como voz crítica fue Alberto Núñez Feijóo. El presidente de la Xunta de Galicia señaló que "no es aceptable que tan pocos hagan tanto daño a tantos". La misma expresión que lleva días utilizando para cargar contra el PSOE en referencia a la fusión de las cajas gallegas.

A la salida, Feijóo aseguró que su partido "no mira para otro lado". "Más no se puede hacer", comentó. Pero el PP podría suspender de militancia a varios de los imputados, podría pedirles que renunciaran al acta parlamentaria cosa que no ha hecho con el ex tesorero del partido, Luis Bárcenas, que sigue siendo senador o podría dejar de dar la cara por algunos en detrimento de otros. A pesar de todas estas evidencias, Feijóo destacó que su formación "seguirá estando a la altura de las circunstancias para seguir siendo un partido irreprochable".

Rajoy dice que no consentirá "actuaciones impresentables"

Al hablar sobre la trama de corrupción dirigida por Francisco Correa, Rajoy apuntó que el PP "no está a salvo, como no lo están otros partidos, de actitudes personales que le pueden dañar". También defendió que "las personas afectadas ya han abandonado sus competencias" y anunció, a la espera de conocer hoy el resto del sumario, que su partido responderá si hay nuevos imputados.

El líder del PP hizo además mención expresa a Jaume Matas. Dijo que "en lo personal tiene derecho a defenderse", pero añadió que "el PP no puede consentir ningún tipo de actuación, no ya ilegal, sino que no sea presentable". Matas, imputado por el caso Palma Arena, también ha sido señalado por el incremento de su patrimonio y su vida de lujo y ostentación.

"Solo tengo que decir que Jaime ya no es militante del partido", destacó. Una obviedad que a los asistentes llamó la atención porque se refirió al ex president balear por su nombre de pila en castellano cuando este le había pedido expresamente al juez José Castro, instructor de su investigación, que no lo hiciera porque le molestaba.

Fuentes del PP afirman que Bárcenas ya no cobra un sueldo

El jefe de la oposición recordó a los suyos que en Balears hay un equipo nuevo y, marcando distancias, incidió en que su responsable, José Ramón Bauzá, "nada tiene que ver con lo anterior". Ni una sola palabra de la fianza de tres millones para eludir prisión. Cospedal, más tarde, reconoció que el PP balear está llevando a cabo una investigación interna. Desde la formación nacional no se ha pensado activar ninguna.

Durante la rueda de prensa, Cospedal fue esquivando cuestiones espinosas tirando del argumentario oficial. Así, cuando se le preguntó si su partido pensaba hacer algún tipo de aclaración, vistas las pruebas judiciales y los informes policiales que apuntan a una posible financiación irregular del PP, la mano derecha de Rajoy se resistió.

Cospedal volvió a insistir en que "no se está hablando de ninguna trama de partido sino de personas que se han intentado aprovechar de él". Afirmó que la corrupción no afecta al PP nacional y en un corrillo con periodistas se mostró convencida de que nadie de la cúpula se verá afectada por nuevas revelaciones.

La dirección nacional no ha hablado con Fabra sobre sus ingresos

La secretaria general mantuvo que el PP "es el único partido que tiene a todos sus imputados sin ejercer ningún tipo de responsabilidad". Pero se tuvo que tragar sus palabras cuando le echaron en cara que varios dirigentes de la actual dirección del PP balear Jaume Font, José María Rodríguez y Toni Serra están encausados. Entonces recordó que "una persona imputada no está condenada" y que, desde sus filas, seguirán defendiendo la presunción de inocencia.

Bárcenas, a examen

Pero la mayor polémica se desató al hablar de Bárcenas. Cospedal dijo que "no tiene que escandalizar a nadie" que el ex tesorero tenga "un lugar" su despacho en la sede nacional del partido y que tanto eso como que el partido le esté pagando la defensa "no es una situación de privilegio" porque ha prestado sus "servicios" al PP durante mucho tiempo.

Cuando se le interrogó por qué al PP le parece bien que Matas devuelva su carné y no se lo pide a Bárcenas, indicó que en los asuntos judiciales no se pueden tomar "decisiones exactamente iguales porque cada caso es distinto".

También se le preguntó si el ex tesorero seguía cobrando un sueldo como el de Matas cuando dejó el partido en 2007. Cospedal dijo que ya había contestado a esa cuestión en otras ocasiones y se remitió a esas declaraciones. Pero esas manifestaciones, si se buscan en la hemeroteca, no aparecen. Fuentes del PP confirmaban horas después que "Bárcenas ya no cobra nada del partido".

También ayer, a través de El País, se conoció que el president de la Diputació de Castelló, Carlos Fabra, ingresó 5,3 millones sin justificar en seis años. Pero la secretaria general tampoco quiso hablar: "Yo no hago comentarios sobre filtraciones". Y reconoció que la dirección nacional no había tratado nunca este asunto con él.

A partir de hoy se verá si la contundencia del PP se aplica o no. Y si Rajoy sigue siendo el santo Job o si, por fin, se le acaba la paciencia.