Archivo de Público
Lunes, 5 de Abril de 2010

Hagan sus apuestas por su actor favorito

Productos bursátiles permitirán especular sobre el cine

ROBERTO ARNAZ ·05/04/2010 - 08:20h

En su última película, Michael Moore ataca al capitalismo.

"La avaricia es buena". Dos décadas después de que el especulador financiero Gordon Gekko, interpretado por Michael Douglas en Wall Street (1987), pronunciara su frase más legendaria, los peores temores financieros de Holly-wood se han convertido en realidad. Las compañías de inversión Cantor Fitzgerald y Verania Networks están a punto de comercializar productos bursátiles que permitirán especular con la taquilla de los estrenos o el tirón popular de un determinado actor.

A partir del 20 de abril, se podrá jugar dinero por el éxito o el fracaso de un filme

A partir del 20 de abril, cualquier aficionado al cine con alma de broker podrá hacerse de oro apostando por el éxito o el fracaso de sagas como Iron Man, Harry Potter y Crepúsculo, o por quién llevará más gente al cine, Peter Jackson o Ridley Scott. El sistema es sencillo: si los inversores aciertan en sus predicciones ganan; en caso contrario, dicen adiós a su dinero.

Tras un polémico debate que ha puesto a la meca del cine en pie de guerra, la Comisión de Negociación de Futuros de Materias Primas (CFTC, por sus siglas en inglés) dará esta semana luz verde a la creación del nuevo mercado de futuros. En noviembre, la firma Cantor Exchange pidió autorización a la CFTC para convertir su juego on line de inversión Hollywood Stock Exchange, que cuenta con casi dos millones de usuarios, en el primer mercado de futuros de este tipo. Desde 1999, más de 200.000 personas operan a diario en esta bolsa virtual amateur donde los aficionados al cine venden y compraban películas y actores.

Estas transacciones se realizaban en una moneda virtual y gratuita conocida como H-Buck. A finales de este mes empezarán a comercializar sus nuevos productos financieros con un precio mínimo de 50 dólares, lo que permitirá que tanto particulares como grandes inversores entren en el juego de las películas. Verania Networks no descarta ampliar su campo de acción del cine a la televisión y la música.

Los estudios temen las manipulaciones de un mercado inestable

Los daños de la especulación

La Motion Pictures Association of America (MPAA) se ha opuesto a la decisión de la CFTC argumentando que la especulación que se vive en los mercados de futuros afectará negativamente al rendimiento comercial de sus películas. "Cualquiera que haya vivido el desplome de los mercados financieros, y el daño que ha causado a la gente, sabe lo importante que es asegurar que el establecimiento de los nuevos mercados financieros no se vuelva a basar en la especulación y la irresponsabilidad", aseguró Greg Frazier, vicepresidente de la MPAA.

A la reclamación de los seis grandes estudios de Holly-wood se han sumado el Sindicato de Directores, la Alianza de Productores independientes de Cine y Televisión y la Asociación Nacional de Propietarios de Salas de Exhibición. Una de las principales preocupaciones de los estudios es la incierta capacidad de las dos compañías que quieren sacar los productos a bolsa para detectar y controlar las manipulaciones en el mercado.

Cantor Fitzgerald y Verania Networks afirman que los productores podrían usar este mercado para cubrir sus riesgos económicos en determinadas películas. Ante la polémica, el presidente de Cantor Exchange, Richard Jaycobs, afirmó que "si hay personas que compran acciones de Nike porque adoran sus zapatillas, por qué no van a poder invertir en las películas que les gustan".

Según el directivo, cuando la bolsa de Nueva York inició la comercialización de futuros sobre los precios del crudo ninguna gran petrolera quería participar. Poco después se convirtieron en los principales actores del mercado. Jaycobs lo tiene claro: "Dentro de tres años, todos los grandes estudios de cine estarán participando".