Archivo de Público
Lunes, 5 de Abril de 2010

"El acuerdo de Zurbano se va a producir, con o sin una reunión conjunta"

Vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda. Sorprendida por el aplazamiento del pacto sobre las medidas anticrisis, cree que al final se logrará un "consenso suficiente"

FERNANDO SAIZ / PEDRO GONZÁLEZ ·05/04/2010 - 08:55h

ÁNGEL NAVARRETE - La vicepresidenta económica afirma que sus relaciones con la vicepresidenta De la Vega son "buenas".

La vicepresidenta económica Elena Salgado (nacida en Ourense en 1949, aunque creció en Navarra y estudió en Madrid) concede la entrevista antes de las vacaciones de Semana Santa. Pese a su fama de trabajadora infatigable, está ansiosa por tomarse unos días de descanso. Se nota que las últimas semanas (con el aplazamiento del pacto de Zurbano por medio) han sido duras para ella.

Hace unos meses, comentaba que nunca había tenido que decirle no al presidente, porque todo lo que planteaba era razonable. ¿Sigue diciendo hoy lo mismo?
Sí, sí. Hay veces que le digo que los plazos son cortos para algunas de las cosas que quiere hacer. Pero eso no es decir que no; es decir que hay que tomarse un poco más de tiempo.

O sea, que aprieta en los plazos.
Sí, aprieta mucho. Cosa que, por otra parte, es razonable. Pero hay veces en que no se pueden hacer las cosas tan rápido como a todos nos gustaría.

¿Y ese problema de plazos ha tenido que ver con lo que ha pasado con el pacto de Zurbano, cuya firma se ha retrasado?
Habría que preguntarle a los grupos. A lo largo de las conversaciones que tuvimos habíamos avanzado bastante. Tampoco me explico yo muy bien lo que ha pasado.

"Zapatero aprieta mucho en los plazos y no siempre se pueden hacer las cosas tan rápido"

¿Qué es lo que ha fallado entonces?
Hemos tenido diferencias de calendario. Todos los grupos plantearon cuestiones. Y nosotros les hemos dicho cuáles creemos que podemos estudiar e incorporar y que hay algunas de las que piden que no podemos incorporar. No quiero decir que no tengan una disculpa para decir que no se veían suficientemente reflejados en el documento que presentamos. Pero hay un buen conjunto de medidas que sí merecían la pena para tener un gran acuerdo. Y creo que el acuerdo se va a producir, con independencia de que haya o no una reunión conjunta.

Pero, en su momento, cuando presentaron el documento con las medidas, y con la agenda tan corta que se planteó, daba la impresión de que todo estaba ya muy atado...
Y a mí también me parecía.

Pero no ha sido así.
No ha sido así. Al final, la cuestión es: ¿todas las medidas que están ahí son razonables? Evidentemente, sí. Hay un gran consenso en que son razonables. Se ha criticado que no se entra en algunos problemas importantes. Pero habíamos dicho desde el principio qué asuntos, como por ejemplo la reforma laboral, no eran objeto de estas discusiones. Hay quien piensa que, con unos días más, se pueden incorporar más medidas. Vamos a ver si es posible.

¿Y cuál es el estado de las negociaciones ahora?
Se sigue hablando con todos los que no se han autoexcluido.

"El PP se ha autoexcluido de la negociación; como siempre, no quiere que las cosas mejoren"

O sea, no con el PP.
Yo creo que se ha autoexcluido. Si quieren volver a hablar, estaríamos encantados.

También IU ha sido muy dura en sus críticas al documento del Gobierno.
Ha sido dura, pero también un poco injusta. Tenemos un déficit del 11,2% del PIB, en buena parte porque hemos hecho una salida social a la crisis. Con IU vamos a seguir hablando.

Parece que CiU es el grupo más interesado en llegar a acuerdos.
CiU ha reconocido que en el documento hay reflejadas muchas medidas que ha planteado. No me cabe ninguna duda de que habrá quien piense que, además, tendríamos que haber planteado otras cosas; pero lo importante es que lo que hagamos tenga un consenso suficiente. Y eso se va a conseguir.

¿Se van a añadir o quitar medidas en esta nueva negociación?
¿Quitar? Se puede ver que alguna medida no es urgente o que el grupo que la haya planteado prefiera dejarla para otro momento. ¿Añadir? Hemos estudiado con atención todas las propuestas que nos hicieron los partidos, y hemos recogido las que creíamos que se podían incorporar. Muchas cosas nuevas no es posible poner ahora sobre la mesa. Intentaremos que alguna sí.

Y no hay ninguna esperanza de contar con el PP.
Pocas. Pero sigo esperando que, si presentamos un decreto ley, lo apoyen.

"Intentaremos incluir alguna medida más en las nuevas propuestas contra la crisis"

¿Cómo calificaría la posición del PP en la negociación?
Ha sido como siempre, sin ningún deseo de contribuir a que las cosas mejoren. Porque desde el primer día plantearon cuestiones que habíamos dicho que no eran de ese ámbito, como la reforma laboral. Plantearon una reforma de la ley de cajas, por poner un ejemplo, sabiendo que hay un conjunto de cajas en proceso de fusión o de reestructuración, por lo que cambiar el marco no parece lo más adecuado.

Las encuestas revelan una demanda social fuerte para que los partidos lleguen a acuerdos. ¿Tienen derecho los ciudadanos a estar decepcionados con lo que está pasando?
Yo creo que los ciudadanos están preocupados por la crisis económica. No nos arrepentimos para nada de haber dedicado tantísimas horas en estas últimas semanas a intentar llegar a acuerdos con todos y cada uno de los partidos. No nos arrepentimos de este esfuerzo, porque el Gobierno es el primer obligado a la búsqueda del acuerdo. Nosotros hemos hecho todo lo posible y lo continuaremos haciendo.

 Un asunto incluido en su documento es el papel del ICO en la concesión directa de préstamos. El ex ministro Solchaga ha dicho que esto va a producir una larga lista de impagados.
El ICO va a tener que ser cuidadoso. El hecho de presentarle una solicitud no supone que la vaya a conceder. En la primera etapa van a llegar al ICO muchas peticiones rechazadas desde las entidades financieras y va a tener que ser muy cuidadoso en la valoración de esos créditos. El ICO va a financiar operaciones de hasta 200.000 euros, pero muchas van a ser de 50.000 o de 60.000 euros. Ahora, muchas entidades financieras no se molestan en analizar operaciones de esta cuantía, y el ICO sí lo va a hacer.

¿Tiene capacidad el ICO para realizar esa valoración?
La valoración de las peticiones muy bajas se va a hacer por procedimientos informáticos, prácticamente. Vamos a exigir que la empresa tenga una cierta historia. Puede tener una historia de créditos rechazados, pero no una historia de impagados. Habrá una criba inicial porque el dinero del ICO es dinero de todos; por eso sus cuentas deben seguir siendo equilibradas. Los intereses van a ser los de mercado, porque eso nos va a permitir soportar una tasa de morosidad razonable.

"El efecto de la subida del IVA en el segundo semestre no va a ser importante"

La Comisión Europea ha pedido más concreción en las medidas de austeridad del Gobierno, sobre todo a partir de 2011. ¿Qué están preparando?
La Comisión ha pedido más concreción a bastantes países. Hemos presentado planes de convergencia 16 países. Ninguno recibe una maravillosa nota y a todos nos falta algo. La Comisión ha hecho cinco grupos y España está en el segundo, entre los que han completado bien los deberes. Tan es así que, en algún momento, nos iban a poner un plazo para presentar documentación adicional y esa solicitud se ha eliminado. No hay ninguna urgencia en este momento para que concretemos más las medidas.

Pero ¿cuáles son esas medidas para reducir el déficit? Se habla de reestructurar el sector público...
La reestructuración del sector público es muy importante, al igual que la reestructuración de las empresas públicas, sobre todo en lo que se refiere a su eficiencia. Que nuestra Administración Pública gane en eficiencia puede suponer una variable importante en términos de déficit y en términos de crecimiento. También vamos a tratar de que las inversiones puedan financiarse de una forma diferente, para que su contribución al gasto se dilate a lo largo de los años. El plan de colaboración público-privada, que tiene algunas exigencias para que pueda ser aprobado por Bruselas, va a contribuir a que podamos mantener las inversiones y a que el déficit sea menor. La reducción del gasto farmacéutico también va a ayudar. Así como las medidas que podamos tomar para que los salarios en la Administración crezcan de una manera razonable y para que la oferta de empleo público pueda reducirse con respecto a las bajas y jubilaciones que se produzcan. También les hemos pedido a los ministerios que nos propongan la envolvente presupuestaria para los próximos años.

 "¿Mayor presión fiscal para los ricos? No, la redistribución hay que hacerla en el gasto"

¿Cuáles son sus relaciones con la vicepresidenta De la Vega después de las polémicas manifestaciones del secretario de Estado de Hacienda sobre el acuerdo salarial con los funcionarios?
En general, el secretario de Estado es bastante discreto. Lo que dijo es que en este mundo todo es revisable si hay acuerdo para hacerlo. Pero este es un acuerdo firmado, que hay que mantener. Mis relaciones con la vicepresidenta son buenas. No tienen nada que ver con este asunto.

Pero ¿por qué mantener el pacto cuando se firmó en un contexto bastante diferente?
Primero, porque ese acuerdo dice que los incrementos serán los que se pacten en cada Ley de Presupuestos. Y ese acuerdo ha permitido que este año el incremento sea sólo de un 0,3%. La única cuestión que fija es que en 2012 habrá que recuperar lo que haya sido la pérdida en relación al IPC.

La subida de este año es escasa, pero en otros países se ha planteado la congelación.
El acuerdo de rentas que se ha firmado en el sector privado contempla incrementos de hasta un 1% y de hasta un 2% para los próximos años. No se ha puesto cero, no se dice que se vayan a congelar. Lo que se ha firmado en la Función Pública es muy razonable. Si a ello se le añade una reducción del número de empleados, como va a pasar si sólo se repone una de cada diez bajas, creo que el esfuerzo que se le pide al colectivo de funcionarios es importante. Para nuestro objetivo de reducción del déficit, el acuerdo firmado no estorba para nada. Y tampoco es bueno que transmitamos una idea negativa de los funcionarios.

"Si Europa aprueba una tasa sobre los bancos, nosotros también lo haremos"

Las cifras que conocemos de la ejecución presupuestaria de los primeros meses del año muestran un aumento del gasto alto, sobre todo de personal.
Ha habido una incorporación de efectivos procedentes de la oferta de empleo público del año pasado, que entran en los primeros meses, y acuerdos específicos para reforzar la plantilla en Interior y en Justicia. Además, los dos primeros meses no son significativos en términos de ingresos; sobre todo ahora que en enero y febrero tenemos devoluciones que se acordaron el año pasado. De hecho, en este momento, si desestacionalizamos los datos, se produce ya una reducción del déficit.

¿Y hemos salido ya de la recesión?
Yo todavía no dispongo de todos los datos. Sé que a lo largo del trimestre van mejorando. La impresión es más positiva que en el trimestre anterior; pero todavía quedan muchos datos por llegar. En cualquier caso, nuestra previsión es la misma: no va a haber trimestres negativos.

"Todavía no sabemos si hemos salido de la recesión, pero los datos están mejorando"

Las proyecciones del Banco de España para 2011, que son peores que las del Gobierno, ¿pueden crear un clima de pesimismo?
Desde el Gobierno seguimos apostando por nuestras previsiones y estamos convencidos de que la recuperación que se inicia en 2010 va a acelerarse en 2011.

¿Y la subida del IVA va a afectar a la reactivación?
El consumo va mejorando. Son las dos caras de una misma moneda: si se produce una anticipación de las compras de bienes de consumo duradero en el segundo trimestre, este sería mejor que el tercero; si no se anticipan, no habrá esa mejoría relativa, pero el tercer trimestre tampoco tendrá ese empeoramiento. Son dos trimestres simétricos. Pero en la suma del año, el efecto no va a ser importante.

¿Se arrepiente de la decisión de subir el impuesto?
Nada.


Pero ¿no se podría haber anunciado con más margen? Alemania lo hizo 18 meses antes...
En realidad, el efecto en Alemania fue el mismo. ¿Qué es lo que tuvimos en cuenta para el momento de nuestra decisión? Que los precios están en niveles bajos. Puede que parte de la subida del IVA se traslade a precios; pero cada día sale una empresa que dice que no lo va a trasladar. Ahora no hay casi inflación; por eso, si se traslada parte de la subida del impuesto, este es el momento adecuado.

"El ICO tiene que ser cuidadoso con los préstamos que da porque es el dinero de todos"

¿Y está completamente descartado recuperar el Impuesto sobre el Patrimonio, aunque sea parcialmente?
El impuesto, tal como estaba diseñado, afectaba a las rentas medias, que, a veces, tienen como patrimonio principal la casa en la que viven. Además, cuando el Gobierno decidió suprimirlo, ya había habido alguna comunidad que había anunciado que iba a reducir su gravamen a cero. ¿Para qué vamos a tener un impuesto que una autonomía puede reducir a cero? Esto iba a ser una fuente de inequidad. ¿Se hubiera aprobado la supresión en 2008 si hubiéramos conocido la profundidad de la crisis? Creo que lo hubiéramos dejado para un año más tarde. Pero una vez tomada la decisión, no parece fácil no mantenerla.

Desde los grupos de izquierda se viene reclamando una mayor presión para las rentas más altas. Pero da la impresión de que no se va a hacer nada en este sentido...

"La reestructuración del sector público es muy importante para ganar en eficiencia"

La izquierda no socialista parte de la concepción de que la redistribución fiscal hay que hacerla por la parte del ingreso; y nosotros creemos que hay que hacerla fundamentalmente por el gasto, como se hace en muchos países nórdicos y en otras sociedades avanzadas. Y España es un país con una amplísima clase media. Con lo cual, el efecto recaudatorio de esta mayor presión sobre las rentas altas es muy pequeño. Cuestión distinta es que podamos ponernos de acuerdo en otros temas, como las retribuciones del sector financiero, en los que estamos trabajando. En la Ley de Economía Sostenible incluimos un cambio del tratamiento de las retribuciones plurianuales que exceden de 600.000 euros. Y, desde luego, si en Europa finalmente se decide poner una tasa al sector financiero, nosotros también lo haremos.

¿Será una tasa para los grandes bancos como la que ha planteado Obama en EEUU?
En Estados Unidos todavía no se ha concretado esa propuesta. Yo creo que tendrá más posibilidades lo que se discuta en el Ecofin informal de Madrid, el próximo 16 de abril.

La entrevista continúa aquí