Archivo de Público
Viernes, 2 de Abril de 2010

La canciller germana expresa "conmoción y horror" por la muerte de soldados de su país en Afganistán

EFE ·02/04/2010 - 17:06h

EFE - Soldados alemanes de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) en una base de Kundus (Afganistán) el pasado lunes.

La canciller alemana, Angela Merkel, expresó hoy su "conmoción y horror" por la muerte de los tres soldados germanos, caídos en los duros combates contra los talibán el sudoeste de Kundus (norte de Afganistán), en que asimismo resultaron heridos de gravedad cinco soldados de su misma patrulla.

La jefa del Gobierno de Berlín transmitió, en un comunicado emitido por Cancillería, sus "profundas condolencias" a los familiares de las víctimas de esos "execrable y cobarde ataque", así como el deseo de una pronta recuperación de los soldados heridos.

En términos parecidos se expresó su ministro de Defensa, Karl-Theodor zu Guttenberg, quien en un comunicado difundido por su departamento afirmó que "combates como los de hoy nos demuestran hasta que punto es peligrosa y a la vez necesaria esa misión".

El comando central del contingente alemán en Afganistán, con sede en Potsdam (junto a Berlín) confirmó la muerte de los tres soldados, así como el traslado de los que habían resultado heridos en helicóptero hasta Kabul, tras unos combates que se prolongaron durante horas, los más encarnizados en meses.

Según fuentes militares, la patrulla cayó en una emboscada en el distrito de Char Darah, el más peligroso de los seis de la provincia de Kundus, donde el contingente alemán tiene su cuartel general.

Los soldados fueron atacados desde varios flancos simultáneamente y con una intensidad que, desde Potsdam, fue calificada de "brutal".

Al intentar la retirada, uno de los vehículos de la patrulla pisó una mina, que al estallar provocó los cinco heridos graves, cuatro de los cuales, según la edición digital de "Der Spiegel", están en estado crítico.

Con las tres víctimas de hoy sube a 39 la cifra de soldados alemanes muertos en Afganistán desde el principio de la misión ISAF, veinte de ellos en combate o atentados y el resto de forma accidental.

Alemania tiene 4.300 soldados desplegados en el norte de Afganistán y forma así el tercer contingente de la ISAF, tras EEUU y el Reino Unido.

La cámara baja del Parlamento (Bundestag) aprobó el pasado enero por abultaba mayoría el nuevo mandato para la misión en Afganistán, que ampliaba el contingente máximo hasta 5.350 soldados.