Miércoles, 31 de Marzo de 2010

Brasil y EEUU negocian una base en Río de Janeiro

Servirá para combatir el narcotráfico y el contrabando de armas

N. CASTRO ·31/03/2010 - 23:00h

N. CASTRO - Douglas Fraser.

El Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva está discutiendo con Estados Unidos la creación de una base militar con sede en Río de Janeiro para combatir el narcotráfico y el contrabando de armas, además de la vigilancia antiterrorista.

Según divulgó el miércoles el diario Estado de São Paulo, Lula se reunió en Brasilia con el general estadounidense Douglas Fraser, por sugerencia de la Policía Federal brasileña, para dialogar sobre una posible base "multinacional y multifuncional" bajo comando brasileño.

Supervisión del Atlántico

La idea es que Río se convierta en un puesto de vigilancia del Atlántico Sur y se sume así al control del narcotráfico en el Caribe que se realiza desde la base estadounidense de Key West (en el estado de Florida) y en el Atlántico Norte, desde la base de la capital portuguesa.

Los agentes de Key West cuentan con la colaboración de los gobiernos británico, francés y holandés que contribuyen con navíos, aeronaves y oficiales y de algunos países latinoamericanos, como Colombia, Argentina y Ecuador.

Durante su visita a Brasilia, Fraser puso otros temas sobre la mesa: ultimó los detalles del viaje del secretario de Defensa de EEUU al país suramericano, previsto para mediados de abril, y habló de cooperación militar estratégica entre ambos países. El Gobierno de Lula quiere comprar cazas y duda entre la oferta estadounidense y la francesa. Como contrapartida, Fraser transmitió a Brasilia el interés de la Administración Obama en la adquisición de aviones de entrenamiento brasileños.