Miércoles, 31 de Marzo de 2010

EA ve el Aberri Eguna como el arranque del polo soberanista

Celebrará con la izquierda abertzale un acto en Irun y Hendaia.

GUILLERMO MALAINA ·31/03/2010 - 21:50h

El PNV celebró el año pasado su primer Aberri Eguna ya fuera del Gobierno vasco.

EA celebrará este domingo el Aberri Eguna (Día de la Patria vasca) junto a la izquierda abertzale con el propósito de que la jornada sea "un paso más" para profundizar en una alianza a favor de la soberanía los próximos meses. En palabras del secretario general de EA, Pello Urizar, la idea es que esta celebración abra la puerta a "relaciones más profundas" con la ilegalizada Batasuna para después "empezar a hacer un trabajo en pos de la soberanía de Euskal Herria".

El Aberri Eguna servirá una vez más para que las distintas fuerzas nacionalistas vascas (PNV, Aralar, EA, la izquierda abertzale ilegalizada y Abertzaleen Batasuna, del País Vasco francés) enfaticen la estrategia que se han marcado para el futuro en defensa de su ideario. La defensa del derecho a decidir les une en sus discursos, pero hay cuestiones de calado que les separan. Prueba de ello es que desde hace años acostumbran a festejar estedía por separado.

La celebración este año está marcada, no obstante, por la decisión de EA y la izquierda abertzale de unirse en un mismo acto, entre Irun y Hendaia, convocado por el movimiento social Independentistak, a cuya presentación en febrero ya acudieron miembros de ambas formaciones. En realidad, como explicó Urizar, este Aberri Eguna es un "paso más" en esa relación. EA confía en la "apuesta por las vías exclusivamente políticas" realizada por la izquierda abertzale en su debate, y piensa seguir el camino iniciado por encima de las "amenazas" del Estado.

El PNV reivindicarálos principios del plan Ibarretxe

EA replica a Gómez-Pumpido

Urizar respondió, en Herri Irratia, a la última "advertencia" del fiscal general del Estado, Cándido Gómez-Pumpido, en el sentido de que impugnaría las listas de EA si incluyera a miembros de la izquierda abertzale en las elecciones de 2011. El líder nacionalista instó a la Fiscalía a no "preocuparse" por su partido: "EA va a cumplir siempre la legalidad".

La izquierda abertzale llega al Aberri Eguna con fuerzas renovadas tras conocerse el pasado lunes la declaración firmada por cuatro premios Nobel de la Paz, la Fundación Nelson Mandela y personalidades especializadas en la resolución de conflictos. En la misma, piden a ETA un "alto el fuego permanente y verificable" y al Gobierno español su implicación en un proceso de paz. Al hilo de este escrito, la ilegalizada Batasuna ve el Aberri Eguna como "una buena oportunidad para mostrar a los estados y al mundo que el proceso democrático ya está en marcha y es imparable. Está en nuestras manos».

Aralar y AB adelantan su acto al sábado en el País Vasco francés

La cuestión ahora es ver la respuesta que da ETA a la declaración suscrita por dichas personalidades a nivel internacional y recibida con entusiasmo por la izquierdaabertzale. Precisamente, la banda armada acostumbra a hacer público un comunicado con motivo del Aberri Eguna.

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, espera que si ETA se pronuncia el domingo sea para anunciar un "cese definitivo de la violencia", porque, a su juicio, un alto el fuego temporal "no vale" y siempre es "cambio de algo".

En declaraciones a Radio Euskadi, Urkullu mantuvo que, "después de 50 años de sufrimiento y de tragedia nacional", sólo valoraría un alto el fuego "si sirve en el mundo de la autodenominada izquierda abertzale".

El PNV, que celebrará el Aberri Eguna con un acto en Bilbao bajo el lema Construyendo Euskadi, aprovechará esta jornada especial para reivindicar un pacto con los partidos que otorgue a Euskadi "un mayor status de autogobierno" desde el cumplimiento íntegro del Estatuto y el Proyecto de Nuevo Estatuto Político, o Plan Ibarretxe. Reivindicará por ello "el reconocimiento de una identidad nacional del pueblo vasco" y del "derecho a decidir".

Aralar y Abertzaleen Batasuna celebrarán el Aberri Eguna el sábado en Urruña, en el País Vasco francés. Según Aralar, "en estos momentos no se dan las condiciones para que los abertzales podamos celebrar el Aberri Eguna conjuntamente".