Miércoles, 31 de Marzo de 2010

Detenido un preso indultado por una cofradía

El Consejo de Ministros lo había amnistiado por Semana Santa

ÁNGEL MUNÁRRIZ ·31/03/2010 - 20:38h

La parábola del delincuente devuelto al recto camino tras integrarse en el rebaño de la Iglesia se torció esta vez justo en el último renglón.

A.S.L., un interno del Centro de Inserción Social de Granada que disfrutaba del tercer grado, fue detenido en la noche del martes por la Guardia Civil en el marco de una operación contra el tráfico de drogas en la barriada de La Chana. El arresto deja sin efecto el indulto concedido el 19 de marzo por el Consejo de Ministros, a petición de la Hermandad de la Soledad, y que iba a materializarse el Viernes Santo con su liberación en la Catedral de Granada y su salida por la Puerta del Perdón para incorporarse después como penitente a la procesión.

El juez lo envió este miércoles a prisión acusado de un delito contra la salud pública, el mismo por el que cumplía condena. El indulto concendido imponía como condición que el reo no cometiera delitos durante cuatro años. El acto de liberación del viernes queda, obviamente, suspendido, mientras que el indulto será también retirado si el detenido es condenado.

José Antonio Alemán, hermano mayor de la Soledad, lamentó este miércoles los hechos, pero se felicitó por que hubieran ocurrido antes del Viernes Santo, informa Efe.

Los indultos de presos en Semana Santa son una práctica tradicional, compartida por una ventena de cofradías en toda España, y que cada año permite la liberación de unos 15 reos en virtud de una tradición de mediados del siglo XVIII, que tiene su origen en Málaga y que nunca ha sido sometida a discusión jurídica. La Soledad no había logrado ningún indulto desde 1928, cuando una merced de Alfonso XIII redujo a cadena perpetua la pena de muerte impuesta a un homicida.

Los requisitos para la concesión de estas medidas son los mismos por los que el Consejo de Ministros concede cualquier otro tipo de indulto. Es decir, que concurran razones de justicia, equidad y utilidad pública. El Consejo de Minsitros estimó que, en el caso de A.S.L, se daban estos tres requisitos.