Martes, 30 de Marzo de 2010

Los Sarkozy almuerzan los famosos perritos ahumados con chili en Washington

EFE ·30/03/2010 - 20:48h

EFE - En la imagen Carla Bruni-Sarkozy (d) y el presidente Nicolás Sarkozy (i) visitan la sede de la Alianza Francesa en Nueva York.

El presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, y su esposa, Carla Bruni, almorzaron hoy en uno de los restaurantes de comida rápida con más tradición en Washington, el "Ben's Chili Bowl", donde probaron sus famosos perritos calientes ahumados con chili.

Sarkozy, que acudió con Bruni y dos de sus hijos al histórico restaurante de la céntrica calle U, pidió una hamburguesa con chili, mientras que la primera dama de Francia optó por un perrito caliente con mostaza y pepinillo, según informa "Politico".

El matrimonio también compartió un perrito ahumado. Los hijos de Sarkozy, mientras tanto, pidieron hamburguesas pero disfrutaron tanto de la comida que no quisieron irse sin probar también los perritos.

Durante el almuerzo, el restaurante emitió un documental sobre la visita que hizo al "Ben's Chili Bowl" el presidente de EE.UU., Barack Obama, con quien se reúne hoy Sarkozy por primera vez en la Casa Blanca, y con quien él y su esposa cenarán en privado después.

El "Ben's Chili Bowl" abrió sus puertas en los años cincuenta, en la céntrica calle U, cuando en esta zona el jazz bullía en los clubes nocturnos de la mano de las grandes estrellas como Duke Ellington, o Ella Fitzgerald, y que le valió el sobrenombre del "Broadway Negro".

Su famoso chili -un potaje de habichuelas con carne en una peculiar salsa de tomate especiado y espeso-, en sopa o como salsa para los perritos calientes ahumados, ha sido popular entre los habitantes del barrio pero también entre los políticos de la capital.

El propio Obama acudió el pasado 10 de enero al restaurante, invitado por el alcalde de Washington, Adrian Fenty, quien le enseñó el lugar como uno de los sitios más auténticos de la ciudad.

El "Ben's Chili Bowl" ha sido un sitio de referencia durante generaciones, sus paredes sobrevivieron a las revueltas que se produjeron tras el asesinado de Martin Luther King en 1968, cuando ardió gran parte de Washington, envuelto en revueltas raciales.

El local fue uno de los pocos que no fue apedreado, ni obligado a cerrar por las autoridades.

Antes de almorzar en ese mítico lugar, Carla Bruni visitó una escuela en el sureste de Washington para hablar de la educación preescolar, se reunió con el director y entró en una clase para leer un libro a los niños.

Mientras, Sarkozy mantuvo reuniones en con varios líderes demócratas del Congreso, con quienes repasó asuntos relacionados con Irán, la proliferación de armas y otros asuntos de seguridad.

Sarkozy se reunió primero con el presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, John Kerry, y después con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.