Martes, 30 de Marzo de 2010

Se suspende la reunión entre la UE y Cuba

La suspensión de la cita se produce al tiempo que el estado de salud del disidente Fariñas empeora en las últimas horas

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·30/03/2010 - 20:03h

Miguel Ángel Moratinos y su homólogo cubano, Bruno Rodriguez, en una foto de archivo durante la reunión sobre Cuba en Bruselas el pasado noviembre. EFE

La reunión entre la UE y Cuba que se iba a celebrar el próximo 6 de abril en Madrid con la participación del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y el canciller cubano, Bruno Rodríguez, ha quedado suspendida, según han informado fuentes de la presidencia española de turno.

La suspensión de la cita, en la que estaba previsto abordar los asuntos de interés común entre Cuba y la UE, incluida la situación de los derechos humanos y de los presos políticos en la isla, se produce al tiempo que el estado de salud del disidente cubano Guillermo Fariñas se ha agravado en las últimas horas.

Encuentro bajo tensión

Este encuentro venía precedido por la tensión suscitada en la isla por la muerte del opositor Orlando Zapata por huelga de hambre el pasado 23 de febrero y por la misma protesta que mantiene el psicólogo y periodista Fariñas, ingresado en el hospital desde hace dos semanas, después de más de un mes sin comer.

Fariñas, a quien hoy le ha sido restablecida la alimentación intravenosa suspendida el sábado por una infección bacteriana, ha reiterado que no acepta la oferta de España para viajar a este país para recuperarse.

"La propuesta (española) existió y existe. A la hora que quiera irme, simplemente lo que tengo que hacer es llamar, pero eso está en contra de mis principios", recalcó el huelguista.

La UE ha expresado su preocupación por la situación de Fariñas, al igual que hizo tras el caso de Zapata, cuando exigió la puesta en libertad de los 200 opositores que hay en las cárceles cubanas.

Un acuerdo bilateral

La actual política europea hacia la isla, instaurada a iniciativa del ex presidente del Gobierno español José María Aznar en 1996, vincula el diálogo con las autoridades cubanas a que haya gestos en favor de apertura democrática y defiende el diálogo con la disidencia.

El Gobierno ha subrayado la conveniencia de convertir la posición común en un acuerdo bilateral que comprometa a Cuba con el respeto de los derechos humanos y con la liberación de los presos políticos.

La reunión ministerial, en la que la Alta Representante para la Política Exterior de la UE, Catherine Asthon, había decidido no participar, se ha cancelado para la fecha programada, aunque no se descarta que pueda celebrarse más adelante.