Martes, 30 de Marzo de 2010

El 'caso Palma Arena': la farsa "orquestada" por Jaume Matas

El auto del juez Castro se muestra contundente respecto a las explicaciones de Matas en el juicio y su responsabilidad sobre los hechos

JESÚS MORENO ·30/03/2010 - 13:56h


Jaume Matas en el primer día del juicio. EFE

No parece que el ex president Balear Jaume Matas vaya a tener fácil salir limpio del caso Palma Arena. En el auto del caso, el juez instructor José Castro, se muestra especialmente duro con el comportamiento de Matas durante su comparecencia y sus responsabilidades en los hechos. Después de escuchar sus explicaciones, el juez ha dejado escrito lo que piensa de su actitud: "Es claro que el señor Matas ha venido a burlarse de los pobres mortales", ha reflejado en el auto del caso, al que ha tenido acceso Público.

Y es que el juez ha considerado que el entramado del caso Palma Arena es una "farsa orquestada" por Matas para ocultar que era quien tomaba personalmente las decisiones relativas a la construcción del velódromo. El desvío fue de más de 50 millones de euros: según las investigaciones pudieron ir a engrosar su patrimonio.

El desvió fue de más de 50 millones: las investigaciones apuntan a que pudieron engrosar el patrimonio de Matas

El juez ha imputado al ex ministro de Medio Ambiente la presunta comisión de todo un ramillete de hechos delictivos: doce delitos de corrupción, en total, penados con hasta 64 años de cárcel, aunque sólo se cumplirían 24, a tenor de las graduaciones de condenas que establece el Código Penal.

En su escrito, en el que establece una fianza de 3 millones de euros para Matas si quiere eludir la prisión preventiva por "riesgo de fuga", el juez acusa al ex ministro de Medio de Ambiente de siete delitos de malversación de caudales públicos, un delito de falsedad en documento oficial, otro de prevaricación administrativa, uno de fraude a la Administración, uno de blanqueo de capitales y un delito electoral.

El juez  subraya que la gestión de la construcción del velódromo respondió a una estrategia, "a los efectos de satisfacer sus intereses personales", con la que se pretendía situarse al margen "de cualquier mecanismo de control".

Matas se enfrenta a 24 años de cárcel por 12 supuestos delitos de corrupción

Para conseguirlo se creó un organismo gestor, "carente de control administrativo". El juez se estaba refiriendo al Consorcio para la construcción del Palma Arena, que levantaba "falsas" actas para justificar sus actuaciones. Según el auto, existen actas de reuniones que no llegaron a celebrarse.

 

Financiación del PP con fondos públicos

El auto apunta también a una posible financiación irregular del PP balear. Se refiere a la campaña de las elecciones municipales y autonómicas de 2007, en las señala que pudieron pagarse gastos con "fondos públicos".

Por una parte, alude a la declaracion de la empresa de Publicidad Nimbus, s.l, que reconoce haber cobrado al PP por cuñas publicitarias en "efectivo" y "sin factura", sin superar los límites que las subvenciones imponen a los gastos electorales, de tal manera que tales "gastos habían sido ocultados". El juez los cifra en casi 72.000 euros.

En el registro judicial realizado en dicha empresa se encontraron documentos contables que aludían a ventas en "B" (dinero negro) al Partido Popular en 2007.

El juez entiende probado que un mitin de esa misma campaña fue pagado en parte con "fondos públicos". Casualmente llevado a cabo en el Palma Arena el 18 de mayo de 2007. El juez alude a casi 5.000 euros salidos para pagar servicios de limpieza y seguridad, "obviamente con cargos a los fondos públicos".

Del mismo modo, ve indicios de delito en contratos de asesoría, comunicación e imagen corporativa del Govern de las islas y percibe que se ha adjudicado a terceros dinero con fondos públicos sin ninguna actividad en contraprestación.

"Incremento patrimonial notorio" de Matas

El juez asegura que "no se puede desconocer" que el ex president "se ha visto favorecido con un incremento patrimonial a todas luces notorio". En este sentido, menciona una "lujosa" mansión en Mallorca y un piso, más otro ubicado en Madrid.

"Resulta imposible que con los ingresos declarados por la familia Matas-Areal pueda acumularse tal patrimonio y más imposible aún si se hacen compatibles tales adquisiciones con un tren de vida de absoluto derroche y ostentación", sostiene Castro.

"Explicaciones absurdas", "cuadraturas del círculo" y "argumentos peregrinos", las explicaciones de Matas

La declaración de Matas ha debido ser un rosario de incongruencias, a tenor de la dureza con la que expresa el juez en el auto. Asegura que Matas explicó el origen de su patrimonio mezclando "los ahorros del días a día con ingresos fiscalmente opacos sin más explicaciones". Llega a calificar muchas de sus explicaciones como "absurdas" y propias de "la cuadratura del círculo": Unos "peregrinos argumentos", aduce el juez.

Después de 16 horas de interrogatorio al ex president, Castro llegó a considerar que "el señor Matas ha venido a burlarse de los simples mortales", ya que sólo dio "breves respuestas" en el interrogatorio, poco satisfactorias a ojos del juez.