Martes, 30 de Marzo de 2010

Irlanda comienza hoy a operar su banco para activos tóxicos

EFE ·30/03/2010 - 10:27h

EFE - Una sucursal del banco Allied Irish bank en el centro de Londres (Reino Unido). EFE/Archivo

Irlanda comenzará hoy a operar un banco dedicado a purgar los activos tóxicos del sector inmobiliario, valorados en 81.000 millones de euros, y publicará nuevas exigencias de capital para la banca.

Según informa hoy el Financial Times, la Agencia para el Manejo de los Activos Nacionales anunciará hoy, cuando hayan cerrado los mercados, el descuento que aplicará a los primeros 17.000 millones de euros del total de activos tóxicos, concedidos a los diez mayores promotores inmobiliarios del país.

La Agencia pagará a los bancos por sus activos tóxicos con bonos del Estado, a los que aplicará un descuento, liquidables con el Banco Central Europeo (BCE).

Los bancos deberán reflejar las pérdidas en sus balances y restaurar su capital, mientras que el Estado deberá cobrar los créditos que en su día concedieron las entidades financieras.

Según el diario, algunos de los créditos llevan implícita la percepción de rentas, pero otros se concedieron a constructores que confiaban en el futuro del "boom" inmobiliario y que compraron terrenos que no tienen más valor que el agrícola.

Otra de las dudas que surgen con el plan, según Financial Times, es la posibilidad de que a largo plazo se socialicen las pérdidas a través de los impuestos.

El lunes, las acciones de los bancos irlandeses cayeron en bolsa debido al temor que producen los nuevos nuevos requerimientos del capital y la posibilidad de nuevas nacionalizaciones parciales del sector.

El anuncio tendrá implicaciones directas para el nivel de capital que los bancos irlandeses tendrán que mantener en el futuro y determinará a su vez la magnitud de la futura participación estatal en el sector bancario para atender esas nuevas exigencias.

Las acciones del Allied Irish Banks, segundo banco del país, cayeron el lunes casi un 20 por ciento ante el temor de que el Gobierno irlandés pudiera hacerse con un 70 por ciento de su capital después de que sus pérdidas se reflejen en los créditos transferidos al nuevo banco de activos tóxicos.

Las acciones del Bank of Ireland, número uno de la banca irlandesa, cerraron el lunes con una caída del 10,4 por ciento por temor a que la participación del Gobierno llegase a un 40 por ciento.

El ministro de Finanzas, Brian Lenihan, y el regulador del sector, Matthew Elderfield, publicarán las nuevas normas sobre provisiones de capital de la banca.

Se espera que los bancos se vean obligados a incrementar su tier 1 - ratio que mide la fortaleza del banco a través de su capital básico- hasta un 7 por ciento, muy por encima de los niveles actuales.