Martes, 30 de Marzo de 2010

Venezuela expulsa al portavoz de Batasuna en América Latina

Hugo Chávez envía así a España un mensaje de que colabora en la lucha contra ETA

P. ÁGUEDA / D. LOZANO ·30/03/2010 - 02:58h

El Gobierno de Hugo Chávez ha reaccionado a las acusaciones de colaboración con ETA deteniendo a Walter Wendelin, portavoz en América Latina de la izquierda abertzale radical, cuando intentaba entrar en el país procedente de México. Wendelin actúa como representante de Askapena, organización dedicada a propagar el ideario del Movimiento de Liberación Nacional Vasco (MLNV) entre los colectivos latinoamericanos que simpatizan con la causa independentista vasca. La propia Askapena explicó ayer que el viaje de Wendelin a la República Bolivariana tenía por objeto trasladar el contenido de Zutik Euskal Herria, las conclusiones del debate entre las bases de Batasuna a favor de "un proceso sin violencia ni injerencias externas".

Wendelin, de 53 años, fue detenido el domingo en el aeropuerto de Maiquetía e interrogado en dependencias del Servicio Bolivariano de Inteligencia, el espionaje venezolano rebautizado así por Chávez. En la madrugada de ayer, hora española, fue trasladado a un hotel y al cierre de esta edición ya aguardaba su expulsión a México en el aeropuerto.

Walter Wendelin viajó para presentar el último documento de Batasuna

Con la expulsión de Wendelin, Venezuela envía un aparente mensaje de dureza respecto a la organización terrorista, pero a través de alguien que no tiene causas pendientes en la Audiencia Nacional y que pertenece a una de las pocas organizaciones del entorno de Batasuna que no han sido ilegalizadas. El arresto se produce justo un mes después de que el juez Eloy Velasco dictara un auto sobre la relación de ETA y las FARC e incluyese en el mismo acusaciones de connivencia con estos lazos por parte del Gobierno de Hugo Chávez.

La Justicia venezolana ya tiene en su poder la orden de busca y captura contra Arturo Cubillas, al que la policía española considera líder del colectivo de etarras que residen en Venezuela y muñidor de la alianza entre ETA y las FARC, según el magistrado. Cubillas lleva años vinculado a la Administración de Hugo Chávez y en la actualidad desempeña el cargo de jefe de seguridad del Instituto Nacional de Tierras. Las Fuerzas de Seguridad españolas descartan que Cubillas termine siendo extraditado, ni siquiera expulsado del país, como ha ocurrido con Wendelin.

Protesta de los bolivarianos

En diciembre fue recibido como "delegado" de la izquierda abertzale

Los sectores más radicales del movimiento bolivariano reaccionaron airados a la detención del portavoz de Batasuna. La noticia se conoció a través de la organización Provea, cuyo director, Marino Alvarado denunció a Público que la intención del Ejecutivo de Chávez es "ganarse los favores del Gobierno de España". Alvarado acusó al ministro del Interior, Tarek Al Aissami, de haber prohibido cualquier comunicación con el arrestado, "una medida arbitraria" ya que no se conocía ninguna acusación contra el detenido.

Wendelin ha pasado de ser anunciado por el Gobierno de Chávez como "delegado para América de la izquierda independentista vasca" a detenido y expulsado del país tres meses después. El Ministerio de Información y Comunicación se refería así a Wendelin al anunciar su participación en el foro "Tácticas imperialistas y los Estados lacayos: estrategia gringa para controlar a los pueblos". En la web del ministerio aún se aloja la fotografía de Wendelin haciendo declaraciones a los medios.

La Asociación Venezolana de Amigos de Euskal Herria denunció ayer que el arresto y la expulsión del representante de Askapena se debe a "la coyuntura política y a la presión mediática" en un intento por "criminalizar la ideología de un vasco independentista".

La policía descarta que Hugo Chávez extradite al etarra Arturo Cubillas

En el ordenador de Reyes

Wendelin lleva años desarrollando una intensa actividad en América Latina al frente de Askapena. Viaja por distintos países reuniéndose con cualquier grupo, algunos terroristas, susceptibles de simpatizar o colaborar con la causa de la izquierda abertzale tradicionalmente vinculada a ETA.

De origen suizo, Walter Wendelin tiene residencia en Vitoria. Conocido de los Servicios de Inteligencia de Chile, Bolivia, Ecuador o Venezuela, su foto apareció en el ordenador del dirigente de las FARC Raúl Reyes. La instantánea fue tomada en febrero de 2008 en Quito cuando asistía a una reunión de la Coordinadora Bolivariana junto a Iñaki Gil de San Vicente, con el que colabora habitualmente. Tras la publicación de la foto, Wendelin dijo que "vincular a los vascos con las FARC es delincuencia mediática".