Martes, 30 de Marzo de 2010

El fortín de San Mamés

El Athletic vence 4-3 al Racing de Santander

GUILLERMO MALAINA ·30/03/2010 - 00:30h

Hubo buen fútbol por rachas, emoción hasta el final y un carro de goles. San Mamés disfrutó de lo lindo, pero sobre todo saboreó un triunfo que sabe a gloria. Caparrós había tratado de convencer a los suyos durante la semana de la importancia de conservar la fortaleza de San Mamés, en este tramo final del campeonato, para hacerse con una plaza en Europa el próximo año.

La pega estaba en el rival. No es que el Racing ande precisamente sobrado este año. La cuestión es que acostumbra a ganar fuera lo que es incapaz de hacer en el Sardinero. Ayer, se quedó con las ganas en un partido de locos. La primera mitad fue más convencional y fácil para el Athletic.Llorente le rompió pronto los esquemas al equipo cántabro, predispuesto para defender y explotar sus oportunidades al contragolpe con Serrano, Munitis, Tchité y Canales. Ni se movieron. Su gol antes del descanso llegó en la única jugada de mérito.

La segunda parte fue más igualada al principio, incluso en algún momento dio la sensación de que los hombres de Portugal le estaban cogiendo el punto, pero su gozo acabó con un penalti discutido que Llorente se encargó materializar. Después llegó el atracón de goles en un final inexplicable.El resultado de todo ello es que el Athletic mira a Europa con confianza y el Racing al descenso con temor.