Martes, 30 de Marzo de 2010

El ex president le hace el trabajo al PP y pide su baja

Rajoy insta a Matas a que "demuestre, si puede, su inocencia"

YOLANDA GONZÁLEZ ·30/03/2010 - 01:00h

El líder del PP, Mariano Rajoy, ayer, durante un paseo por La Laguna (Tenerife). - EFE

El ex president del Govern balear, el conservador Jaume Matas, solicitó ayer la suspensión temporal como militante del PP para, según admitió el partido en un comunicado, "no perjudicar políticamente" a la formación. El anuncio se produjo un día antes de que el juez decida las medidas contra el ex ministro de Aznar, imputado en el caso Palma Arena. La reacción del líder del PP, Mariano Rajoy, fue la de "aceptar, como es natural" la petición. Lo que no hizo fue dar explicaciones del apoyo que brindó a Matas durante años.

Con esta decisión, comunicada a la dirección del PP balear por medio de su abogado, Rafael Perera, Matas rompía los esquemas del partido. Según confirmaron fuentes de la formación presidida por José Ramón Bauzá, el PP balear iba a reunirse ayer por la mañana para tomar una decisión sobre el ex president. De hecho, la dirección nacional del partido estaba muy al tanto de las gestiones. Hasta el punto de que desde Canarias, Rajoy había anunciado a primera hora de la mañana que a lo largo del día su formación en Balears iba a comunicar una decisión sobre Matas que él iba a apoyar "expresamente".

Rajoy dice que "acepta" la petición de cese temporal de militancia

No hizo falta. Matas sabía que la decisión estaba al caer y remitió un fax a su abogado anunciando la petición. Ante este nuevo escenario, Rajoy, que ha optado por mantenerse al margen de este escándalo amparándose en que es el PP de Balears el que tiene la última palabra, aseguraba que la dirección nacional del partido aceptaba la petición de su ex compañero. Y añadía: "Le deseamos lo mejor al señor Matas y que se defienda y, si puede, demuestre su inocencia".

Además, Rajoy dejaba caer una advertencia, la misma que lleva repitiendo en los últimos meses, cuando su partido se ha visto salpicado por numerosos escándalos. "El PP dijo será implacable en la lucha contra la corrupción". Atrás quedaban los años en los que el líder del los conservadores llegó a calificar a Matas de "amigo" y a ponerlo de ejemplo a imitar. "Vamos a intentar hacer en España lo que Jaume [Matas] y todos vosotros hicisteis en Baleares", llegó a decir en un acto público en 2004. Palabras a las que todavía no ha dado marcha atrás.

El PP, desvinculado

Evita disculparse por el apoyo dado al ex ministro durante años

Con la marcha temporal de Matas se calman las voces que, desde dentro del PP, exigían que el ex ministro dejase de tener vinculación con el partido. Alicia Sánchez Camacho, líder del PP de Catalunya, aseguró ayer que con esta petición de baja "el caso se desvincula totalmente del PP".

Según informó Miquel Ramis, vicesecretario general del PP balear, no han existido injerencias de la dirección nacional en esta crisis. "Nos han dado margen de maniobra para que tomásemos nuestras propias decisiones", aseguró.

Ramis consideró, además, que "políticamente" la decisión tomada ayer por Matas es "acertada". "Tanto para él, como para el partido", completó. Y recordó que, si la iniciativa no partía de él, el partido tenía previsto tomar alguna decisión una vez que se dictasen medidas cautelares firmes.