Martes, 30 de Marzo de 2010

Berlusconi suspende y queda en manos de la Liga Norte

La izquierda gana en la mayoría de las 13 regiones italianas convocadas a las urnas

SANDRA BUXADERAS ·30/03/2010 - 08:00h

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, no ha conseguido aprobar el examen de las elecciones regionales en Italia, que él mismo había convertido en un plebiscito, y queda ahora en manos de la Liga Norte. El partido de Il Cavaliere, el Pueblo de la Libertad (PdL), perdía 11 puntos a la hora de cerrar esta edición respecto a las elecciones generales de 2008 (del 37,38% pasaría al 26,9% de votos).

Esta caída sólo se atenúa por el importante éxito de su socio de Gobierno, la xenófoba Liga Norte (12,7% frente al 8,29% en 2008), que exigirá mayor poder a partir de ahora. La derecha moderada de Gianfranco Fini lo tendrá más difícil ahora para frenar a la Liga.

La coalición de centro-izquierda obtiene su mejor resultado en Puglia

Aún así, Berlusconi podrá defender su resultado porque en estas elecciones en 13 regiones, la derecha aumenta su presencia en Véneto y Lombardía y ha conseguido arrebatar a la izquierda dos regiones del Sur, Campania y Calabria, mientras que a cierre de esta edición acariciaba la quinta región, el Piamonte, mientras que la competición en el Lacio seguía muy reñida.

El avance en número de regiones de la derecha, sin embargo, se diluye si se tiene en cuenta que partía de una situación anómala: controlaba sólo dos regiones frente a las 11 de la oposición, que en 2005 logró ganar por goleada de la mano de Romano Prodi. Pero la izquierda se hundió poco después, por las divisiones internas que provocaron la caída del Gobierno Prodi y la elección de hasta tres líderes distintos.

El PD también retrocede

El combate seguía muy reñido en el Lacio al cierre de esta edición

El centro izquierda, cuyo partido principal, el Partido Demócrata (PD), está liderado desde hace pocos meses por el ex ministro Pier Luigi Bersani, también retrocede respecto a las generales (25,6%, por el 33,17% de entonces) y si salva los muebles es gracias en parte a los buenos resultados del partido antiberlusconiano Italia de los Valores (7,1%), los Radicales y los izquierdistas.

La coalición de centro izquierda retiene Emilia-Romaña, Liguria, Toscana, Umbría, Las Marcas, Puglia y Basilicata. Los mejores resultados los ha obtenido en regiones donde presentó candidatos netamente de izquierda, como en Puglia, donde ha arrasado Nichi Vendola (Izquierda y Libertad), y en cambio ha fracaso en Campania, donde presentó a un candidato, Vincenzo de Luca, acusado de abuso de poder y corrupción.

A última hora de ayer seguía muy reñido el combate en el Lacio entre Renata Polverini (candidata de la derecha) y Emma Bonino (izquierda). Esta región está envuelta en la polémica por la exclusión parcial de la lista del PdL, aunque los electores pudieron desviar su voto hacia la lista global de Polverini.

El PdL se preparaba ayer para reivindicar también los votos nulos de aquellos electores que hubieran escrito en la papeleta el nombre de alguno de sus representantes. En el Piamonte, el leguista Roberto Coto disputaba el puesto a la gobernadora, Mercedes Bresso.

Aumento de la abstención

La nota dominante de estas regionales ha sido el aumento de la abstención de ocho puntos, en un país que suele movilizar a una masa de italianos. La participación entre los 41 millones de electores llamados a las urnas ha sido sólo del 64,2% (72,17% en 2005), lo que llevó al ministro de Interior, Roberto Maroni, a hablar de "desafección de la política". Varios analistas conservadores reconocen que el Gobierno debería haber realizado reformas económicas se ha concentrado sólo en los problemas judiciales de Berlusconi.

Otro dato destacado es el espectacular ascenso de la Liga Norte, en algunas regiones septentrionales. Arrasa en Véneto (sube del 14,7% de 2005 al 35%) y supera por primera vez al PdL (baja dos puntos y se queda en el 24,6%). En esta región Berlusconi sacrificó a su gobernador, Gianfranco Galan, por el ministro de la Liga Luca Zaia. El partido xenófobo también gana terreno en Lombardía (del 15,8% al 26,7%), lo que le da alas para exigir a Berlusconi que el próximo candidato a la alcaldía de Milán sea uno de los suyos.

En dos regiones, Piamonte y Emilia-Romaña, asomó un partido nuevo, de protesta, el Movimiento Cinco Estrellas del cómico Beppe Grillo.

Noticias Relacionadas