Martes, 30 de Marzo de 2010

Tercer partido con diferentes obligaciones

"Debemos encontrar nuestro camino", pide Pascual. Messina llama a mantener el estilo del Palau. El Baskonia o gana o queda eliminado

M. ALBA ·30/03/2010 - 08:00h

Madrid y Barça, por aquello de que la serie ha cambiado de sede, juegan con la red del cuarto partido. Una seguridad que también ejerce de primera opción para llegar a la Final Four. Una opción que para Messina obliga a ser fieles a los valores. "El equipo que no abandone nunca su estilo, con sus virtudes y defectos, a pesar de los errores e incluso de una derrota, tendrá más opciones de llevarse la serie", razona el técnico italiano.

Para el Madrid, supone ahondar en el cambio de dinámica que se fraguó en el Palau. El comportamiento estelar de Tomic, la recuperación de Bullock, los rebotes de Felipe, la versatilidad de Lavrinovic, la aparición de Prigioni... El nuevo ADN que ha traspasado las dudas al Barcelona, desarmándolo en su línea de flotación. Los de Xavi Pascual se presentan en Vistalegre con más obligaciones. Deben recuperar su estilo, un paso que parece posterior a la regeneración de Rickyy Navarro. "Tenemos que encontrar nuestro camino y que todo el equipo vuelva a jugar bien", exige el entrenador blaugrana. "Ellos quieren un baloncesto de control", prosigue Pascual, "y seguro que en su casa corren un poco más porque su público les empujará para correr un poco más".

En el análisis de Messina, el cambio de cara del Barça se apuntará en el aumento de la presión defensiva. "Trabajar con más dureza para impedir que Tomic reciba el balón y hacer más cosas en ataque". Navarro incide en el sonrojo en liga para desnivelar el factor cancha. "Si ya les ganamos una vez, podemos volver a hacerlo".

Esa creencia necesita el Baskonia, con Splitter recuperado, para no quedar eliminado. El CSKA, con la baja de Smodis, impactado por el atentado en el metro de Moscú, administra en Vitoria su ventaja de dos contundentes victorias (23 y 20 puntos, respectivamente) como vía rápida para luchar por el título en París. "No tenemos mucho que cambiar ni mejorar", señala Ivanovic, "tan sólo defender bien y atacar con paciencia".