Lunes, 29 de Marzo de 2010

Asesinan a 7 menores y 3 jóvenes en el norteño estado mexicano de Durango

EFE ·29/03/2010 - 22:06h

EFE - Siete menores y tres jóvenes que viajaban a bordo de una camioneta fueron asesinados el domingo en el municipio de Pueblo Nuevo, en el norteño estado de Durango, por un grupo de hombres armados que al parecer instalaron un retén ilegal en la carretera, informó hoy la fiscalía local. En la imagen de archivo, efectivos del ejército mexicano realizan un retén en los límites de los estados de Oaxaca y Puebla (México).

Siete menores y tres jóvenes que viajaban a bordo de una camioneta fueron asesinados el domingo en el municipio de Pueblo Nuevo, en el norteño estado de Durango, por un grupo de hombres armados que al parecer instalaron un retén ilegal en la carretera, informó hoy la fiscalía local.

Los hechos tuvieron lugar el domingo, cuando los jóvenes se dirigían desde la comunidad rural de El Aval hacia el poblado Los Naranjos, en el municipio de Pueblo Nuevo, donde iban a recoger unas ayudas económicas para la educación, como parte de un programa del gobierno federal.

Un numeroso grupo de hombres armados les dio el alto y al hacer caso omiso disparó sobre ellos, "inclusive lanzaron artefactos explosivos al vehículo", indicó la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE, fiscalía local) en un comunicado.

Los jóvenes asesinados por los desconocidos, que las autoridades suponen pertenecen a la "delincuencia organizada", fueron identificados como los hermanos Yolanda, Iván, Erika y Margarita Ortega Rueda de 19, 17, 11 y 13 años, respectivamente.

También perecieron en la matanza Juana Francisca y Yesennia Sarabia Mancinas, de 8 y 15 años, respectivamente; Sergio González Leyva, de 16, Carlos Ramírez Leyva, de 15, y los también hermanos Pedro y Lázaro Leyva Cabrera, de 21 y 19 años.

El retén de los delincuentes estaba situado a 7 kilómetros de Pueblo Nuevo, una población ubicada en una zona serrana, de acuerdo con la fiscalía local.

Después del homicidio múltiple la zona fue acordonada por soldados de la X Zona Militar y de la Agencia Federal de Investigación, dependiente de la fiscalía local.

Según medios locales, en esa zona de Durango son comunes los retenes controlados por grupos de narcotraficantes que inspeccionan, interrogan y exigen documentos de identificación a los conductores.