Martes, 30 de Marzo de 2010

A ritmo de 108 goles

El récord histórico de los 107 goles con John Benjamin Toshack está a tiro

GONZALO CABEZA ·30/03/2010 - 08:00h

El camino hacia el récord de goles.

Más para mantener su pulso liguero con el Barça, que como un objetivo en sí mismo, el Madrid suma ya 81 goles y acecha el récord que hace 20 años estableció el equipo que entrenaba John Toshack: 107. Aquel Madrid se plantó con 84 goles marcados después de 29 jornadas, una cifra ligeramente superior a la que tiene ahora el equipo blanco.

Los de Pellegrini, sin embargo, tienen motivos para pensar en que puedan batir el récord. Si logran marcar tres tantos en cada uno de los nueve partidos restantes, llegarán a 108 dianas. Aunque su media de la temporada sea ligeramente inferior (2,7 por encuentro), en las últimas diez jornadas el Madrid no se ha bajado de los tres goles por partido. De hecho, en cuatro de ellas el equipo blanco superó ese registro. Para conseguir la plusmarca, el Madrid tendrá que desplegar todo su potencial ofensivo ante Racing, Barcelona, Almería, Valencia, Zaragoza, Osasuna, Mallorca, Athletic y Málaga, nueve equipos que tratarán de detener a los blancos.

Los blancos, con 81, necesitan mantener su racha de tres tantos por partido

El equipo de Toshack y el de Pellegrini se parecen en lo fundamental, la pegada, aunque sus maneras de alcanzar los registros astronómicos de goles son muy diferentes. El equipo de la 89/90 tenía una figura clara de cara a puerta: Hugo Sánchez. El mexicano, empeñado siempre en conseguir números brillantes, marcó 38 goles aquella temporada, una cifra que igualó el récord histórico de Zarra y que nunca después ha sido alcanzado. En la jornada 29, Hugo ya había logrado 30, una cifra lejana de los 23 que tiene hoy Higuaín como máximo artillero blanco.

Más colectivos y regulares

El equipo de Pellegrini tiene su punto fuerte en la colectivización del gol. Mientras que en la temporada 89/90 habían hecho gol 12 jugadores además de tres de los rivales en propia meta, este año ya son 16 los blancos que han visto puerta en Liga. De los habituales en el terreno de juego, sólo Albiol no ha marcado.

"Si así ganamos la Liga, no me importa que lo logren", dice Butragueño

También hay diferencias entre ambos equipos en la regularidad de cara al gol. De los 29 partidos disputados, el actual Madrid sólo se ha quedado diez partidos sin marcar al menos tres goles. En el Madrid de Toshack, eran 12 los partidos en los que no se había alcanzado esa cifra. A cambio, los de la 89/90 endosaron goleadas de mayor envergadura que las de este año: el equipo de los 107 goles endosó un 7-0 tanto al Zaragoza como al Castellón, un resultado no explorado aún por los de Pellegrini esta campaña.

Emilio Butragueño, uno de los goleadores del récord y actual director de relaciones institucionales del club, ve difícil comparar ambos equipos. "El fútbol ha cambiado mucho, ahora hay mejores físicos y más táctica. En lo único que se parecen es en el gol", comenta. La semana pasada, Míchel, otro de los miembros de la plantilla de Toshack, comentó entre bromas que prefiere que el récord no se bata para seguir presente en esa página de la historia blanca. A Butragueño en cambio no le importa. "Antes o después, alguien llegará a esa cifra; si sirve para ganar la Liga, no me importa que lo logren", afirma. El Buitre, a pesar de todo, no cree que vayan a conseguirlo: "Llevan una racha muy buena, pero siempre hay altibajos y son muchos goles los que hay que marcar".

En la Liga de los números superlativos, cualquier récord de la competición doméstica puede caer en manos de Madrid o Barça. Los dos equipos aspiran a llegar a una cifra de puntos que nadie ha alcanzado en la historia: 90. Si todo es normal, alguno de ellos o incluso ambos lo conseguirá, pues sólo necesitan sumar 16 de los 27 que quedan por disputarse.