Lunes, 29 de Marzo de 2010

El Gobierno israelí permitirá que entren ropa y calzado en Gaza por primera vez desde 2007

EFE ·29/03/2010 - 10:12h

EFE - Foto facilitada por el ministerio israelí de Defensa que muestra al titular de esa cartera, Ehud Barak (c), durante una reunión con los jefes del comando del sur, en la franja de Gaza, este lunes. EFE/Ariel Hermoni

Israel permitirá la entrada en Gaza de ropa y calzado por primera vez desde que endureció el bloqueo a la franja en junio de 2007, tras la toma del control por el movimiento islamista Hamás, informaron hoy fuentes gubernamentales palestinas en ese territorio.

Raed Fatuh, del Ministerio de Economía del Ejecutivo de Hamás en Gaza, anunció en un comunicado que la medida se aplicará la próxima semana, cuando reabran los pasos fronterizos tras las celebraciones de la Pascua judía, que comienza esta tarde.

Entre seis y diez camiones cargados con zapatos y ropa ingresarán cada día en la franja palestina a través del paso fronterizo de Kerem Shalom, en el sur de la frontera con Israel.

Israel responde así a una petición de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), que preside el líder del movimiento nacionalista Al Fatah, Mahmud Abás, y de distintas organizaciones humanitarias internacionales para que suavice el bloqueo a Gaza, que impide toda exportación desde la franja y limita las importaciones a alimentos y medicamentos de primera necesidad, agregó.

Hasta ahora la ropa llegaba a Gaza de contrabando, a través de cientos de túneles excavados bajo la frontera entre la franja y el Sinaí egipcio.

Fatuh explicó, además, que las autoridades israelíes han recibido una petición por escrito para que excluya del bloqueo un total de 33 productos, principalmente materiales de construcción y piezas de menaje.

"La parte israelí está estudiando y analizando cada producto con mucha lentitud antes de dar una respuesta", precisó Fatuh.

Antes del endurecimiento del bloqueo, Israel dejaba entrar cada día en Gaza a través de sus pasos fronterizos unos 400 camiones, mientras que actualmente la cifra rara vez asciende a ochenta.