Martes, 30 de Marzo de 2010

"Las telenovelas podrían tener su canal en la TDT"

El presidente de Telemundo, Marcos Santana, desvela las claves de los culebrones

JORGE GARCÍA ·30/03/2010 - 08:00h

Más de cinco millones de telespectadores vieron el final de Pasión de Gavilanes.

Cristal, Agujetas de color de rosa y Topacio fueron una revolución en la televisión española de finales de los ochenta y principios de los noventa. Capítulos diarios después del telediario de mediodía, tramas inagotables aunque el final se supiera de antemano y nombres interminables. Tanto impacto tuvieron los culebrones que, en 1990, el espectador tuvo incluso su dosis diaria de análisis de Cristal de la mano de Chari Gómez, doña Adelaida, fichada por Jesús Hermida para desentrañar la telenovela en el programa A mi manera, de Televisión Española.

Después de 20 años, los culebrones siguen siendo fieles a su estilo, aunque ahora no hay nadie en la televisión para examinarlos y han ampliado su público a los adolescentes, como ocurre con El patito feo, Rebelde Way o Floricienta.

El presidente de la cadena estadounidense de telenovelas Telemundo, Marcos Santana, en cambio, no cree que este género haya evolucionado sólo ampliándose a los adolescentes: "En la mayoría de producciones de los últimos años, se ha incluido más acción, más suspense y más erotismo".

Con la implantación de la televisión digital terrestre en España, Santana tiene claro que "no habría ningún problema en implantar un canal temático de telenovelas en la TDT porque la gente busca diversión en la televisión y la ficción cumple este objetivo". El dirigente de Telemundo tampoco cree que los actores de los culebrones se encasillen en su género, pese a que es habitual ver a los mismos protagonistas en diferentes producciones. "Es parte del pasado el tema de los actores, muchos varían lo que hacen. Si eres bueno, puedes actuar en cualquier género", indica.

El responsable de Telemundo estuvo recientemente en Reus (Tarragona) para dar a conocer su nuevo proyecto, Gavilanes, que estrenará Antena 3 a finales de abril y que ya está rodándose. Se trata de una adaptación a la española de Pasión de Gavilanes, que retomó el fenómeno del espectador por las telenovelas en 2005 y que, en su desenlace el 19 de enero de 2006, obtuvo un 27% de cuota de pantalla en España para la cadena de Planeta.

Un fenómeno imparable

Este remake no pretende ser un culebrón, sino una serie que se emita en prime time, una vez por semana y con una duración por capítulo de 70 minutos. Una de las tareas más complejas de la nueva versión ha sido su adaptación. "Hay que crear diálogos, situaciones, localizaciones que sean reflejo de la idiosincrasia española", destaca Santana.

La puesta en marcha de Gavilanes ha sido factible gracias a un acuerdo entre Telemundo y Gestmusic, que por primera vez se adentra en este tipo de ficción. Además, no será la única adaptación de culebrones en España. "Para arrancar, elegimos dos títulos, el primero es Pasión de Gavilanes y el segundo no puedo decirlo", subraya.

La idea del presidente de Telemundo es que, para ver Gavilanes, "dé igual tanto la edad como el nivel cultural que se tenga". Santana tiene claro que triunfará y que el nuevo fenómeno por los culebrones no va a parar.