Lunes, 29 de Marzo de 2010

Los líderes sindicales se salvan de las condenas por la invasión de El Prat

La Audiencia de Barcelona castiga con dos años de prisión a 23 de los 27 trabajadores juzgados

ROGER TUGAS ·29/03/2010 - 16:50h

La Audiencia de Barcelona hizo pública ayer la sentencia sobre el caso de la ocupación de las pistas del aeropuerto de El Prat del pasado julio de 2006. El tribunal condena a 23 de los 27 imputados a dos años de cárcel, la pena que pedía la acusación, pero absuelve a los dos líderes sindicales. A estos, el fiscal les acusaba de instigar a la insurrección y solicitaba cuatro años de prisión para ellos, aunque el tribunal consideró que no se pudo probar durante el juicio que los representantes sindicales realmente lideraran la ocupación de pistas.

La sentencia confirma que los 23 condenados participaron en los disturbios, como demostrarían las imágenes de televisión y los testimonios recogidos en el juicio y, por ello, se les imputa un delito de desórdenes públicos de "grave repercusión" y que no tiene "precedentes en los aeropuertos españoles". De hecho, esa invasión de pistas , que se originó por el miedo de sus protagonistas a perder el trabajo, afectó a más de 100.000 pasajeros y a unos 600 vuelos, en pleno inicio de las vacaciones de agosto.

Contrariamente, los dos líderes sindicales de UGT han sido absueltos porque las pruebas presentadas no permitieron "atribuir a los acusados el liderazgo de todas las acciones de reivindicación colectiva llevadas a cabo por los trabajadores". Según la sentencia, su actitud apuntaba en realidad a una voluntad de resolver el conflicto por medios pacíficos, como acreditaron las intervenciones del director del aeropuerto, Fernando Echegaray, y del secretario general de UGT en Catalunya, Josep Maria Álvarez.

"El miedo nos hace luchar"

Uno de los sindicalistas, Omar Minguillón, declaró el día de las protestas en TV3: "El miedo nos hace luchar". El capitán de la Guardia Civil recordó que el sindicalista le dijo que "estamos todos en la calle, no nos movemos", pero la sentencia quita peso a estas frases y asegura que ambos imputados se reunieron con la dirección e intentaron frenar las protestas. Otros dos trabajadores han sido absueltos porque no pudieron ser identificados correctamente mediante las pruebas presentadas.

Los sindicatos UGT y CCOO se felicitaron por la absolución de cuatro de los encausados, pero se mostraron contrarios a la condena a los otros 23 y anunciaron la presentación de recursos ante el Tribunal Supremo, a pesar de que estos no deberán ingresar a prisión al no superar los dos años de condena. Según Joan Moreno, secretario general de la Federación de Transportes de la UGT en Catalunya, "no se ha probado que las personas condenadas sean realmente culpables" y, en todo caso, considera "excesiva" la sentencia.