Lunes, 29 de Marzo de 2010

Una Semana Santa fría y pasada por agua

La Agencia de Meteorología alerta del fuerte viento que se producirá en la capital y otras provincias

EFE ·29/03/2010 - 16:02h

Lluvia y frío para Semana Santa.

La Semana Santa estará marcada por dos frentes que cruzarán la Península, el primero de oeste a este y el segundo, a partir del viernes, de este a oeste.

Desde mañana mismo, una borrasca atlántica situada sobre el mar Cantábrico dejará chubascos localmente moderados y con tormentas ocasionales en Galicia, área Cantábrica, norte de Castilla y León, alto Ebro y Pirineos.

El fuerte viento pondrá mañana en alerta a la Comunidad de Madrid, según las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que extendió el aviso tanto por viento como por nieve a otras 38 provincias del norte y centro peninsular, y Baleares.

En concreto, 16 provincias estarán en alerta naranja por riesgo importante de viento. Estas son: Teruel, Zaragoza, Cantabria, Albacete, Burgos, Soria, A Coruña, La Rioja, Alava, Guipúzcoa, Vizcaya y Asturias (también en alerta naranja por nevadas). León, Palencia y Lugo estarán en alerta naranja por viento y en amarilla por nevadas, mientras que en Pontevedra mañana habrá importante riesgo costero.

Otras de las provincias que estarán el alerta, pero esta vez amarilla, serán Almería, Granada, Jaén, Huesca (por viento y nevada)Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Toledo, Avila, León, Salamanca, Segovia, Valladolid, Zamora (por viento y nevadas), Barcelona, Lleida, Tarragona, Madrid, Navarra (por nevadas y viento), Valencia, Cáceres, Ourense, Pontevedra, Ibiza y Mallorca.

Frío y lluvia

La borrasca se extenderá hacia el este al resto de la Península y Baleares, aunque lo hará perdiendo fuerza e intensidad. De hecho, según la predicción de la Aemet para esta semana, en el Mediterráneo y en el archipiélago balear, estará poco nuboso.

La cota de nieve rondará los 900 metros en el norte, los 1.000-.400 metros en el centro y los 1.500-1.800 metros en el sur. Mientras, las temperaturas descenderán de forma generalizada, sobre todo en mitad oriental y cuadrante noroeste peninsular, donde la bajada de las máximas será moderada y probablemente notable en alto Ebro y Pirineos.