Lunes, 29 de Marzo de 2010

El partido opositor sopesa boicotear las elecciones convocadas por la Junta Militar

EFE ·29/03/2010 - 06:40h

EFE - La líder opositora birmana y Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, atiende a los medios tras su entrevista con diplomáticos estadounidenses en el Inya Lake Hotel de Rangún (Birmania), el 4 de noviembre de 2009. EFE/Archivo

Los dirigentes de La Liga Nacional para la Democracia (LND), el partido opositor dirigido por Aung San Suu Kyi, sopesan hoy si boicotea las elecciones generales convocadas por la Junta Militar que gobierna Birmania (Myanmar).

La nueva ley electoral birmana otorga al partido de Suu Kyi un plazo de seis semanas para decidir si se registra en la comisión electoral para presentarse a las elecciones parlamentarias previstas para finales de año.

Si decide concurrir, la LND deberá expulsar a su histórica líder y premio Nobel de la Paz, que cumple una pena de arresto domiciliario, ya que la legislación electoral aprobada por el régimen de los generales prohíbe participar a partidos con presos en sus filas.

En caso de que decida no concurrir y boicotear los comicios, como reclamó Suu Kyi la semana pasada, el partido deberá disolverse o actuar desde la clandestinidad.

La líder opositora birmana, que ha estado encarcelada 14 de los últimos 20 años bajo arresto domiciliario, aseguró la semana pasada que "nunca aceptaría" que su partido se registre porque las leyes electorales son "injustas".

Uno de los abogados de Suu Kyi dijo que ni se plantea la posibilidad de que la LND se registre en la nueva comisión electoral.

Pese a las recomendaciones hechas por Suu Kyi, algunos de líderes de la LND reunidos hoy abogan por participar en los comicios para garantizar la supervivencia del partido.

Además de Suu Kyi, Birmania tiene cerca de 2.200 presos políticos que no podrán estar en las elecciones, como pide la comunidad internacional con la ONU, Estados Unidos y la Unión Europea al frente.

Suu Kyi había establecido varias condiciones para participar en los comicios que se celebrarán este año en una fecha aún por anunciarse y que empezaban por reformar la Constitución y excarcelar a todos los presos políticos.

La Constitución del 2008, aprobada con el boicot de la oposición democrática y las minorías étnicas, reserva a los militares el 25 por ciento de los escaños del Parlamento bicameral y prohíbe a Suu Kyi acceder a la jefatura del Estado, por su matrimonio con el profesor británico Michael Aris, que falleció de cáncer en 1999.

Birmania está gobernada por una dictadura militar desde 1962 y no celebra elecciones parlamentarias desde 1990, cuando ganó con el 82 por ciento de los votos Suu Kyi y la LND, pero la Junta Militar ignoró esa aplastante victoria.