Lunes, 29 de Marzo de 2010

La mezcla de los intereses de los partidos políticos

A veces surge la sospecha de que detrás de determinadas actitudes negociadoras se ocultan intenciones que van más allá de las legítimas reivindicaciones de cada cual

PÚBLICO ·29/03/2010 - 06:00h

PÚBLICO - Esperanza Aguirre.

Todos los participantes en las negociaciones del Diálogo Social aseguran que su único propósito es la defensa de los intereses de las personas o entidades que representan. Pero a veces surge la sospecha de que detrás de determinadas actitudes negociadoras se ocultan intenciones que van más allá de las legítimas reivindicaciones de cada cual.

Esas dudas fueron expresadas recientemente, con extraordinaria claridad, por el presidente de la Cepyme, Jesús Bárcenas. En un acto celebrado en Ciudad Real el pasado viernes, Bárcenas dijo que pretender "derribar" desde "la dirección de una organización" a un Gobierno es "un craso error", porque para eso "ya están las urnas". Bárcenas no hablaba en abstracto. El presidente de las pymes se refería implícitamente a las maniobras de Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la CEOE, con quien está abiertamente enfrentado. Bárcenas siempre ha reprochado a Díaz Ferrán sus reclamaciones maximalistas durante la negociación del Diálogo Social que concluyó en ruptura en julio de 2009, pero es ahora, con esas declaraciones, cuando relaciona su posición negociadora de entonces con el interés por perjudicar al Gobierno socialista.

Las presunciones del presidente de la Cepyme, que como militante del PP no es sospechoso de veleidades izquierdistas, son compartidas por otros empresarios, que consideran negativa para la patronal la gran afinidad de Díaz Ferrán con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. Como dijo el propio Bárcenas el viernes, los empresarios tienen la obligación de llevarse bien con todos los gobiernos.