Domingo, 28 de Marzo de 2010

El Papa se rebela ante las acusaciones de encubridor

Considera que no hay que "dejarse intimidar por las mezquinas habladurías" sobre los casos de abusos

EFE ·28/03/2010 - 18:04h

EFE - El papa Benedicto XVI preside la misa de Domingo de Ramos en la plaza de San Pedro del Vaticano.

El papa Benedicto XVI ha utilizado la misa del Domingo de Ramos para cargar contra las informaciones que le acusan de encubrir casos de abusos sexuales a menores. El Pontífice declaró que no se "dejará intimidar por las mezquinas habladurías de la opinión dominante", en relación a los escándalos de curas pederastas en EEUU, Irlanda, Alemania, Austria, Holanda, que han colocado en el ojo del huracán al Vaticano y salpicado al propio Pontífice.

El diario New York Times asegura que cuando era el prefecto del ex Santo Oficio, Ratzinger encubrió a un sacerdote estadounidense acusado de abusar sexualmente de unos 200 menores sordos y en la década de los años 80 cuando era arzobispo de Múnich autorizó que un sacerdote pederasta que había sido expulsado por ese motivo de la ciudad alemana de Essen, ejerciera en la capital bávara.

La Santa Sede ha desmentido categóricamente esos casos y ha denunciado una "innoble campaña" para golpearle "cueste lo que cueste". Según el diario vaticano L'Osservatore Romano, "nadie ha hecho tanto" como Benedicto XVI en la lucha contra esos abusos sexuales y menos ocultó caso alguno.

Por primera vez en sus casi cinco años de Pontificado, Benedicto XVI, que el 16 de abril cumplirá 83 años, ha presidido la homilía del Domingo de Ramos desde el "papamóvil", una medida, según el portavoz, Federico Lombardi, para que así lo pudieran ver mejor todos los fieles.

El Papa Ratzinger recordó su viaje a Tierra Santa, donde visitó los lugares de la vida, muerte y resurrección de Cristo y dijo que estaba muy "afligido" por las recientes "tensiones" verificadas "una vez más" en Jerusalén, por las nuevas construcciones judías en Jerusalén este, la zona palestina.

El Papa pidió "a los responsables de la suerte" de la Ciudad Santa, "que es la patria espiritual de cristianos, judíos y musulmanes", que acometan con valentía el camino de la paz y lo sigan con perseverancia". Asimismo exhortó a los cristianos a permanecer en Tierra Santa, donde cada vez quedan menos.

Noticias Relacionadas