Domingo, 28 de Marzo de 2010

El Papa abre los ritos de la Semana Santa con la procesión de las Palmas

EFE ·28/03/2010 - 12:02h

EFE - El papa Benedicto XVI, el Domingo de Ramos del año pasado. EFE/Archivo

Miles de personas asisten en la plaza de San Pedro del Vaticano a la procesión de las Palmas del Domingo de Ramos, que preside el papa Benedicto XVI y que abre los ritos litúrgicos de la Semana Santa.

Olivos centenarios traídos de la sureña región italiana de Puglia (Apulia), ramas de olivos procedentes de la residencia papal de Caste Gandolfo, en el sur de Roma, y palmas procedentes de Elche (España) y Sanremo (Italia) adornan la plaza vaticana, donde entró el Pontífice en medio de los aplausos de los presentes.

Benedicto XVI, revestido con ornamentos rojos y portando el báculo, presidió la procesión, que salió de los palacios pontificios y se dirigió hacia el obelisco de Sixto V instalado en el centro de la plaza vaticana.

En la jornada en la que la Iglesia conmemora la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, el Papa llegó al recinto vaticano en medio del cántico "Hossanna.

Delante del obelisco, adornado con flores rojas y verdes, el Pontífice bendijo las palmas y las ramas de olivo, símbolos de la paz.

Después se leyó el Evangelio de Luca que narra la entrada de Jesús en la Ciudad Santa, tras lo cual la procesión, de la que forman parte laicos, sacerdotes, obispos y cardenales y cierra Benedicto XVI se dirigió hacia el altar mayor levantado en el atrio de la plaza vaticana para oficiar la misa.

La palma tejida que porta el Pontífice es un regalo de la localidad española de Elche. Mide más de dos metros de altura, pesa unos cinco kilogramos y está rematada por una insignia papal, formada por las llaves de San Pedro y la tiara.

En este día se celebra también la XXV Jornada Mundial de la Juventud, este año a nivel diocesano y que es la antesala de la que el año que viene se celebrará en Madrid.

Miles de jóvenes, de ellos varios centenares de españoles, asisten a la ceremonia.