Domingo, 28 de Marzo de 2010

Brown abre la campaña prometiendo empleo

Un sondeo afirma que los votantes confían más en los laboristas para salir de la crisis

DANIEL DEL PINO ·28/03/2010 - 00:05h

Brown habla, ayer, en un acto laborista. - REUTERS

El primer ministro británico, Gordon Brown, dio ayer por comenzada la campaña electoral. No de manera oficial, porque ese momento no llegará hasta que dentro de 11 días le comunique a la reina de Inglaterra la convocatoria de elecciones. Pero casi. De hecho, viendo las promesas de Brown, se podría decir que la campaña empezó el pasado miércoles cuando el ministro de Finanzas, Alistair Darling, explicó en el Parlamento el próximo presupuesto.

En un mitin en la Universidad de Nottingham, Brown dio a conocer ayer los cinco puntos básicos de su programa y como hiciera Darling cuatro días antes prometió crear un millón de empleos en la próxima legislatura; asegurar la recuperación económica reduciendo a la mitad los 178.000 millones de libras de deuda; y mejorar la calidad de vida de las familias con hipotecas asequibles, ayudas a las parejas con hijos y facilidades para el acceso a la vivienda.

Brown prometió poner énfasis en la transparencia y afirmó que someterá al Gobierno a un escrutinio público constante. Cada movimiento se publicará en Internet para que los ciudadanos vean si se cumplen o no las promesas electorales. Y a los ministros, dijo, se les medirá "por objetivos, como si se tratara de una empresa privada".

También se comprometió a seguir apostado por la Seguridad Social y la educación, recortando gastos en proyectos menos prioritarios.

David Cameron, el líder de los conservadores, calificó las propuestas de "desvergüenza" y acusó a Brown de haber hundido el país. Si bien el Laborismo está por detrás del Partido Conservador en las encuestas sobre la intención de voto, la diferencia entre ellos ha disminuido considerablemente en las últimas semanas. Y un sondeo reciente mostraba que los votantes confían más en los laboristas para salir de la crisis.