Domingo, 28 de Marzo de 2010

CiU y PSC, a la caza del catalanismo civil

Buscan implicar a la ciudadanía en plataformas propias

ROGER TUGAS ·28/03/2010 - 09:30h

Raimon Obiols y José Montilla se saludan en el acto de ayer. - JOSÉ COLÓN

La renovación del catalanismo, la regeneración democrática, la participación de la sociedad civil y la búsqueda de la centralidad política son algunos de los retos que comparten la Casa Gran del Catalanisme y Catalunya Causa Comuna, movimientos cívico-políticos impulsados respectivamente por CDC (socio mayor de CiU) y PSC.

Más de 2.000 personas se reunieron ayer en la Fira de Barcelona para debatir en el marco de la Causa Comuna. De los 74 ponentes que participaron en las intervenciones iniciales, sólo cuatro de ellos eran militantes del PSC, lo que demuestra hasta qué punto se quiere desligar el partido de este proceso de renovación, al menos aparentemente. Raimon Obiols, máximo responsable de la plataforma, alertó del peligro de derivar "hacia un clima político como el italiano" si permanece la actual desapego y no se crean las herramientas para que la ciudadanía participe. La jornada de ayer se saldó con unas conclusiones que deben servir para mantener un debate vivo sobre los retos de la Catalunyaactual y futura, "y no como materia prima para confeccionar el programa electoral del PSC en las autonómicas", según advirtió Obiols.

Los dos grandes partidos persiguen la regeneración democrática

Renovarse o morir

Hace sólo dos semanas, la Fundació CatDem, ligada a CDC, había entregado a Artur Mas, presidente de CiU, sus bases para "refundar el catalanismo", fruto de más de dos años de trabajo con representantes de la sociedad civil.

De hecho, Mas fue el primer líder en subrayar la necesidad de actualizar desde fuera de los partidos una ideología que aún marca la agenda política catalana, a pesar de que algunos la veían superada desde la constitución del tripartito y de la aprobación del nuevo Estatut. Y lo cierto es que no empezó con buen pie, ya que el socio menor de CiU, la UDC de Duran i Lleida, se desvinculó de la iniciativa original de querer agrupar todo el catalanismo. Esto no impidió que la propuesta siguiese su curso, con apoyos cercanos al PSC, como los del ex conseller Ferran Mascarell o del historiador Jaume Sobrequés, aunque lo hizo con menos repercusión de la que podían esperar.

Raimon Obiols (PSC) alerta del peligro de una deriva "a la italiana"

El sector más catalanista de los socialistas aprovechó entonces la ocasión para conseguir que su partido aceptase la necesidad de adaptar la iniciativa al PSC, para no perder centralidad política.

El rédito electoral de estos proyectos se verá en las elecciones de otoño, aunque ambos partidos aseguran que sus objetivos no son políticos, sino sociales e ideológicos.