Domingo, 28 de Marzo de 2010

El Xacobeo hace aguas

El último año santo hasta 2021 ha comenzado con un preocupante retroceso en la afluencia de visitantes

MARIOLA MORENO ·28/03/2010 - 08:30h

Feijóo observa el Botafumeiro en la Catedral de Santiago. - EFE

El evento cultural del año en Galicia, el Xacobeo, no arranca. Concebido por el ex presidente de la Xunta, Manuel Fraga, en los noventa, en una época convulsa y también tocada por la crisis, como revulsivo turístico con el que atraer a millones de peregrinos hasta Santiago de Compostela, parece agotado casi antes de empezar. Pese a las expectativas puestas en la celebración por el actual Gobierno de Alberto Núñez Feijóo (PP), el balance de los primeros meses está echando por tierra las previsiones iniciales. "Supone una oportunidad histórica de promocionar en el mundo la marca Galicia. Queremos que sea para Galicia lo mismo que significó 1992 para Barcelona", llegó a afirmar Feijóo a finales del año pasado, cuando se atrevió a pronosticar que los fastos del año santo atraerían a diez millones de turistas y tendrían un impacto económico del 1,5% en el PIB gallego.

Transcurridos ya dos meses, lo cierto es que la ocupación media de los hoteles de Santiago en febrero fue cinco puntos inferior a la registrada en el mismo periodo del anterior Xacobeo, celebrado en 2004. Y, lo que es mucho peor, la cifra de visitantes de enero y febrero de este año ha caído un 3,96% con respecto al mismo periodo del año pasado (las pernoctaciones han retrocedido hasta un 5,3%). En 2009 venían más turistas, y eso que no era año santo.

¿Qué está pasando? Aunque el Ejecutivo gallego ha defendido en todo momento la "vigencia" del fenómeno xacobeo, porque "busca el equilibrio entre la modernidad y la calidad turística, con el respeto a la esencia de la celebración, sin dejar de mirar a la dinamización económica", en palabras del conselleiro de Cultura, Roberto Varela, lo cierto es que las pocas iniciativas publicitarias llevadas a cabo en los dos primeros meses de 2010 han sido muy cuestionadas por su ineficacia, lo que no ha evitado su alto coste.

"No puede ser que la estrella del Xacobeo sea el Papa", critica un programador cultural 

La primera campaña promocional del año santo tuvo como protagonista al nadador David Meca que, por recorrer un tramo de la ruta marítimo fluvial del Camino de Santiago, se embolsó 100.000 euros. La oposición cuestionó que este tipo de operación de márketing consiga animar a nadie a hacer el Camino y los foros de Internet aún echan humo: "El único que ha sabido venderse con todo esto ha sido Meca. Se leía mejor el logotipo de plátano de Canarias que el del Xacobeo".

Por ello, y para evitar que se malogre la Semana Santa, tradicional barómetro de lo que deparará la temporada estival, el PSdeG reclama a la Xunta que informe en el Parlamento de la evolución del Xacobeo. "¿Qué está pasando para que todo vaya tan mal?", se preguntan en el PSdeG. La portavoz de Turismo de los socialistas, María Quintas, acusa al Ejecutivo de Feijóo de "fracasar estrepitosamente con su nula estrategia" para el año santo. "Las previsiones económicas han pasado de pronosticar un aumento del 1% del PIB al 0,2%, actual", dice. Por si fuera poco, critica que "la ciudad de Compostela, eje vertebrador del Camino de Santiago, esté devaluada y olvidada". Una cuestión que ha deteriorado las relaciones entre el consistorio compostelano y la Xunta. El alcalde de Santiago de Compostela, el socialista Xosé Sánchez Bugallo, ha reprochado a Feijóo que la campaña de promoción del Xacobeo 2010 se haya olvidado de mencionar a Santiago, reclamo fundamental en todo año santo.

Más allá de ser un rifirrafe político más, lo cierto es que la programación del Xacobeo es mucho menos vistosa que la de anteriores ediciones. Bob Dylan, Rolling Stones, Aerosmith, Eric Clapton, Bruces Springsteen o Luciano Pavarotti fueron algunas de las estrellas mediáticas que lucieron en las ediciones capitaneadas por Manuel Fraga. En esta ocasión el programa, todavía sin cerrar, adolece de falta de tirón. "No puede ser que la estrella del Xacobeo sea el Papa", critica el programador cultural y crítico gallego Martin Pawley. "El programa de este Xacobeo es escaso", opina. "Desde la Xunta han apostado por la promoción continuada en vez de por los grandes nombres, cuando lo que de verdad sitúa a Galicia en el mundo es, por ejemplo, conseguir un concierto de U2. Un evento de este tipo sí que logra una atención planetaria; contratando a otros artistas menos conocidos, en cambio, no se consigue ninguna repercusión", apunta. Para Pawley, el no haber logrado traer a primeras figuras tiene su explicación en la "falta de planificación". "Es fruto de la improvisación y aunque, como mantiene la Xunta, el gobierno anterior no les dejase nada preparado, en un año que llevan en el poder hay tiempo de sobra como para que se vean los cambios", continúa.

La promoción va con retraso, reconoce el responsable de los hosteleros gallegos

Pese a los reproches a la organización, Pawley es partidario de "minimizar" la marca Xacobeo. "Se ha vendido como modo de dar respuesta a todos los males que nos afectan; se ha dicho que vendrían diez millones de turistas, que tendría un gran peso en el PIB Creo que hay que situar el evento en su punto justo porque el Xacobeo tiene un gran trasfondo religioso. Efectivamente, pudo ser una buena estrategia publicitaria en los noventa, que sirvió para ubicar una marca en el mundo, significó una transformación para Santiago, pero ahora Galicia debe promocionarse de otro modo. Hay que vender Galicia asociándola con la cultura del país. ¿Qué va a suceder entre 2011 y 2021 [fecha en la que se celebrará el siguiente Xacobeo al coincidir el 25 de julio, día de Santiago Apóstol en domingo]? Algo habrá que montar. Habría que pensar en estrategias más ambiciosas, post xacobeas que, además, deberían funcionar al margen de acciones políticas, desde un punto de vista más técnico y llevadas por profesionales", sugiere.

Tampoco los hosteleros gallegos aprueban del todo la política turística de Feijóo. Desde la Confederación de Hosteleros de Galicia, su presidente, Héctor Cañete, considera que la promoción del Xacobeo "va con retraso" por lo que entiende que "no hay tiempo que perder". Pese a todo, apunta que por parte de la Xunta "ha habido voluntad y buena disposición". Cañete, en la línea de Pawley, aboga por "desestacionalizar el turismo". "El Xacobeo lo que hace es aumentar el número de visitantes y focalizarlos en los meses más fuertes, de mayor afluencia. La celebración del año santo no llena hoteles en enero, sino que contribuye a que vengan más turistas en verano. Por eso hay que hacer algo por conseguir traer visitantes en temporada baja".

Con unas perspectivas turísticas poco halagüeñas y con el conselleiro de Cultura, Roberto Varela, en el ojo del huracán, el Ejecutivo gallego echa balones fuera y ya ha encontrado un culpable: el Gobierno central. Así, y mientras Varela, diplomático de formación era agregado cultural en la Embajada de España en Nueva York cuando aceptó la llamada de Feijóo está en el disparadero, acusado de ningunear y desconocer la cultura gallega, que definió como "acomplejada y ensimismada", la titular de Hacienda, Marta Fernández Currás, culpa al Gobierno de Zapatero de perjudicar a Galicia. Según ella, la comunidad "dejará de percibir unos 14 millones" por la decisión del Ejecutivo central de no celebrar un premio extraordinario de la lotería nacional a favor del Xacobeo en Santiago.

De las brazadas de Meca a los andamios de Benedicto XVI

100.000 euros
Travesía del nadador david meca por un tramo del ríoU lla
Fue el primer acto promocional de la agenda xacobea de este año.

1.000.000 euros
Retirada de los andamios del pórtico para que lo vea el Papa
Se trata de una estimación, porque todavía no se sabe cuánto costará exactamente ni quién lo pagará.

7.500.000 euros
Plan de medios de comunicación para difundir la imagen de Galicia
La campaña no fue adjudicada por el Gobierno hasta finales de febrero.

43.000.000 euros
Presupuesto oficial de la Xunta para el Xacobeo 2010
Son 11 más que en la edición anterior.

1.800.000 euros
Ayudas concedidas por la UE
Es una “línea específica” destinada a “financiar actuaciones transfronterizas”.