Domingo, 28 de Marzo de 2010

Once años sin una contra ganadora

Recuerdos de la última victoria rojiblanca en el Bernabéu

L. J. MOÑINO / A. VARONA ·28/03/2010 - 11:00h

José Mari celebra el 1-2 en la última victoria del Atlético en el Bernabéu, en 1999. - AFP

Si quieren ganar este partido, tienen que jugar como lo hizo el Oviedo". El guardameta Molina aún recuerda cómo Ranieri los adiestró para imponerse en aquel derbi del 30 de octubre de 1999, el último en el que Atlético salió victorioso de Chamartín. "Nos puso el vídeo de aquel Oviedo que entrenaba Luis Aragonés y había empatado unas jornadas antes. Les robamos tres balones en el centro del campo y Hasselbaink, dos, y José Mari los convirtieron en gol. Fue la primera y única vez que gané en el Bernabéu".

El contragolpe, el sello inconfundible de Aragonés, el estilo con el que el Atlético se hizo muy grande, fue ejecutado aquel día a la altura de su mejor historia. "Teníamos que sujetar a Redondo, que era clave en su juego, estar bien atrás y aprovechar la velocidad de José Mari y la pegada de Hassel-baink. El plan nos salió perfecto", recuerda el lateral derecho Aguilera. "Fue un partido claramente a la contra porque el Madrid deja muchos espacios libres a la espalda de sus defensas cuando juega en casa", asegura el centrocampista Paunovic.

"Ranieri nos puso un vídeo del Oviedo de Luis y ganamos", dice Molina

"Aquella victoria nos animó porque no estábamos bien, pero aunque hubiéramos perdido, nunca hubiéramos pensado que terminaríamos descendiendo", prosigue con un punto de amargura el serbio.

Gaspar, central canterano, fue presentado en la previa del duelo como el anti-Raúl: "Me hicieron un reportaje de cómo parar a Raúl, era mi primer partido en el Bernabéu. Recuerdo que tuve un pequeño enfrentamiento con Raúl porque él quería sacar un córner rápido y yo no le daba el balón. Les paramos bien y luego les hicimos mucho daño al contragolpe. Los goles llegaron así".

Después de recuperar la categoría, el Atlético ha visitado siete veces el Bernabéu. El balance no es desolador, tres derrotas y cuato empates, pero no ha vuelto a ganar en la casa de su rival más enconado. Las explicaciones van de lo táctico a lo psicológico, pasando por lo económico y el destrozo del descenso. "Lo primero es acabar con esos primeros 15 minutos de maldición, en los que el Madrid siempre marca y el Atlético se entrega a los fantasmas. No hay que perder de vista a nada que vaya de blanco", advierte Kiko, que ve a menudo a Reyes y le ha pedido que "deje en paz a las prisas".

"¿Tiene el Atleti jugadores idóneos para la contra?", se pregunta Mejías

Mejías, que fue portero del Atlético en los ochenta, ha hablado con De Gea esta semana. Fue su entrenador en los equipos inferiores y le ha recordado que la victoria no es imposible. "Yo le gané dos veces, una de ellas 0-4 en el Bernabéu, con goles de Hugo, Cabrera y Rubio. Pero también es cierto que entonces teníamos un estilo muy definido. A aquel Atlético de Luis siempre se le identificaba por el contragolpe". Sin embargo, ahora Mejías se pregunta: "¿Tiene el Atlético los futbolistas idóneos para jugar a la contra?". Y para esta noche se muestra muy prudente, "tal y como está el Madrid", aunque una cosa sí la ve clara: "Si no hubiera sido por los árbitros, algún partido hubiésemos ganado en estos 11 años".

"Creo que la estadística no admite réplica y 11 años son muchos como para buscar excusas", contesta el defensa Julio Llorente para explicar desde la acera de enfrente la sequía de victorias rojiblancas en el Bernabéu.

Sin embargo, el goleador Alfonso no es tan categórico: "Estos partidos siempre son imprevisibles, hay demasiados jugadores desequilibrantes y en un minuto pasa cualquier cosa".

"Comprobé que en los derbis salimos sobreexcitados", asegura Santi

"Cuando saltas al césped, se olvida todo, aunque sí es cierto que hay rachas que se contagian de generación a generación y nadie sabe por qué", argumenta el ex central blanco Karanka.

Nueva explicación

Santi, que en diez años en el Atlético, "aunque parezca mentira", nunca ganó al Madrid, incorporó una nueva explicación tras ser el segundo de Abel: "Comprobé que estos partidos sobreexcitan a los nuestros. No se trata de la rabia acumulada por tanto tiempo sin ganar. Tampoco es el ansia de venganza, porque las plantillas cambian, aunque sí es verdad que hay algo que no nos deja mostrarnos tal y como somos. Y es difícil de corregir. No hay que olvidar que el Atlético ha sufrido un descenso y en estos años el Madrid se ha distanciado mucho a todos los niveles".

"Hay que ser realistas. En estos años ellos siempre han tenido a los mejores del mundo y es difícil competir", concluye Paunovic.