Sábado, 27 de Marzo de 2010

Las autoridades valencianas estudian la retirada de los actos por el "desprecio" a Camps

EFE ·27/03/2010 - 11:59h

EFE - La Reina Sofía, junto a la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega y las restantes participantes en el V Encuentro España-África "Mujeres por un Mundo Mejor".

El Gobierno valenciano y al Ayuntamiento de Valencia estudian no asistir a los actos institucionales del quinto Encuentro España-África "Mujeres por un Mundo Mejor" ante el "desprecio intolerable" que a su juicio supone que el president de la Generalitat, Francisco Camps, no fuera "convocado" a este acto.

Así lo ha anunciado hoy a los periodistas la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, quien ha acusado al Gobierno central de "patrimonializar" este encuentro, en el que "incluso se ha oído algún mitin" socialista.

"Tendremos que tomar algún tipo de decisión para pensar la presencia de las autoridades de la Comunitat en este acontecimiento por el desprecio que se ha hecho hacia el máximo representante de todos los valencianos", ha avanzado.

Según Barberá, esta situación supone "un nuevo agravio" del Gobierno hacia Valencia, ya que "han sido muchas las veces que se ha dado de lado protocolariamente al president".

"Si es verdad que -la razón por la que no se le ha invitado- es porque es varón, entonces no sé qué hace aquí mañana el presidente del Gobierno", ha dicho en alusión a la intervención de Jose Luis Rodríguez Zapatero en la clausura de este acto.

El hecho de que Zapatero clausure este acto supone una "marginación" y eleva a una "mayor dimensión" el "desprecio" hacia el president de la Generalitat, a juicio de la alcaldesa.

Según Barberá, esta "marginación" no ha sido únicamente hacia Camps, sino "hacia las conselleras y las concejalas", ya que únicamente algunas de ellas recibieron ayer "la noticia de que tenían que venir".

Barberá, "como representante democrática de los valencianos", ha lamentado "profundamente" que el Ejecutivo central intente imponer su "ideología" a este acto, enmarcado en la Presidencia española de la Unión Europea.

"Es como si la Presidencia española fuera solo de los socialistas; es un agravio más", ha reiterado la alcaldesa.

Por otra parte, Barberá asegura que ha invitado a la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde -que también ha asistido al encuentro-, a que visite el barrio del Cabanyal y que ésta le ha dicho "que no".

"Le he dicho que no sabía lo que había hecho -en referencia a la orden ministerial que paralizó las obras de reforma de este barrio por expolio- y que me acompañara a ver el barrio, y también le he informado de que estoy estudiando una demanda por prevaricación", ha contado Barberá, quien asegura que "cuando viene el Gobierno" se le "amontona la faena".