Sábado, 27 de Marzo de 2010

Expectación en Villavicencio por inicio del operativo de liberación de rehén

EFE ·27/03/2010 - 14:12h

EFE - Los aparatos, dos Cougar del Ejército brasileño, cada uno con 10 tripulantes, salieron poco después de las 08.20 hora local (12.20 GMT) hacia la ciudad colombiana de Villavicencio desde una base militar en Sao Gabriel da Cachoeira. EFE/Archivo

La ciudad de Villavicencio (Meta, centro), se prepara expectante para el inicio del operativo de liberación del primero de los dos rehenes que las FARC van a entregar entre el domingo y el martes en algún punto de la zona selvática del sur de Colombia.

La mediadora ante las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la senadora opositora Piedad Córdoba, indicó en su perfil de la red social Twitter que una aeronave carioca partió este sábado desde San Gabriel de Cachoeira (Brasil) y estará llegando al aeropuerto de Villavicencio (Colombia) hacia el mediodía.

Durante la mañana de hoy, periodistas, defensores de los derechos humanos, miembros del Gobierno y curiosos se congregan en el aeropuerto Vanguardia para esperar la llegada de la misión humanitaria, que mañana partirá hacia el punto selvático cuyas coordenadas envió la guerrilla para hacer la entrega.

A pesar de que en la ciudad reina la tranquilidad, en las zonas aledañas del aeropuerto se ha coordinado un cordón de seguridad integrado por efectivos de la Policía y el Ejército colombiano para garantizar el satisfactorio desarrollo de los operativos.

La delegación de garantes, encabezada por Córdoba, está conformada por dos representantes del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), el obispo de Magangué, Leonardo Gómez, y los miembros del colectivo Colombianos y Colombianas por la Paz (CCP), que ella lidera, Hernando Gómez y Ricardo Montenegro.

Está previsto que este grupo recoja mañana al soldado Josué Daniel Calvo, secuestrado hace once meses y enfermo de gravedad, según informó la guerrilla en las últimas semanas.

Si todo transcurre como está planeado, el próximo lunes o martes se seguirá este mismo procedimiento de cara a la liberación del segundo de los secuestrados que el grupo insurgente se comprometió a entregar, el sargento Pablo Emilio Moncayo, cautivo desde hace doce años.

Las FARC divulgaron ayer un comunicado en el que ratificaron su compromiso de liberar a los dos militares y en el que aplazaron la entrega de los restos de mayor de la Policía Julián Guevara, muerto en cautiverio en 2006.

La guerrilla argumentó que este aplazamiento se debe a que el lugar donde se encuentran los restos de Guevara está sometido a bombardeos y ataques de la Fuerza Pública.

El Ejército y la Policía de Colombia suspenderán desde hoy y durante 36 horas las operaciones en una zona selvática del sur del país para permitir la entrega de Calvo, entre las 18.00 hora local (23.00 GMT) del sábado y las 06.00 hora local del lunes (11.00 GMT).

Tras la liberación de Moncayo y Calvo quedarían todavía secuestrados 22 uniformados, según el Gobierno, los que las FARC aspiran a canjear por medio millar de rebeldes presos.