Sábado, 27 de Marzo de 2010

"Tola" se deja ver y come por primera vez en el cercado tras la hibernación

EFE ·27/03/2010 - 15:00h

EFE - Imagen de "Tola". EFE/Archivo

Pan, zanahorias y cacahuetes, pero nada de manzanas, ésa ha sido la elección de la osa "Tola" en la primera comida que ha decidido tomar tras pasar una larga hibernación en el recinto de Santo Adriano, donde un grupo de niños y varios turistas la han podido ver de nuevo hoy por primera vez.

Esta osa parda cantábrica, que en los últimos días había sido avistada en la zona boscosa y de monte de este cercado, no se había decidido hasta hoy a acercarse al comedero, a su hermana "Paca" y a "Furaco", el oso cántabro en el que se han depositado las esperanzas de obtener descendencia.

Lo hizo poco antes del mediodía, sin llamar la atención y durante poco tiempo, el justo para remover, pero sin probar, las manzanas que le ofreció su cuidador, Arturo de Miguel, del que sí aceptó una barra de pan, algunas zanahorias y uno de sus postres favoritos, los cacahuetes "que nunca rechazan"

Tras comer, abandonó el comedero del cercado y se dirigió de nuevo a la zona de monte donde, según su cuidador podría estar varios días sin volver a aparecer, o, por el contrario, dejarse ver de continuo.

El cuidador Arturo de Miguel ha señalado a EFE que "Paca" se había mostrado todo el día nerviosa y se ha negado a comer porque "olía" la cercanía de su hermana, que en los últimos días ha sido objeto de gran espectación ante la posibilidad de que hubiese podido tener algún esbardo durante el invierno.

La Fundación Oso de Asturias confiaba en que, tras haberse apareado varias veces el pasado año con "Furaco", hubiese podido tener una camada porque "Tola" no se había dejado ver durante el periodo de hibernación, en el que no abandonó la osera.

En años anteriores, la costumbre de "Tola" no era hibernar de manera permanente sino que hacía salidas y luego retornaba a su refugio y este año cambió esa costumbre.

La Fundación va a buscar estos días la osera de "Tola" para investigar cómo ha pasado el invierno y tener más datos sobre su estado actual.

Esta organización encargada del cuidado de las osas más famosas de Asturias, ya ha anunciado que volverán a intentar este año, por tercera vez, que "Paca" y "Tola" tengan crías con "Furaco", ejemplar cedido para este fin en 2008 por el Parque de la Naturaleza de Cabárceno de Cantabria.

De momento, en abril empezará a intentarse de nuevo, aunque la edad de las osas, que ya tienen 21 años, y el hecho de que durante la mayor parte de su vida estuviesen aisladas del resto de su especie, dificulta su reproducción.