Sábado, 27 de Marzo de 2010

De la Vega pide no usar la crisis para recortar derechos

La vicepresidenta participa en el V Encuentro Mujeres por un Mundo Mejor entre España y África

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·27/03/2010 - 12:19h

España y África celebran este sábado el V Encuentro Mujeres por un Mundo Mejor en Valencia, con la presencia de la reina Sofía, que ha presidido el acto. Entre los discursos, el más destacado ha sido el de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, quien ha pedido que la crisis económica no sea "coartada" para frenar el avance de los derechos sociales. 

"La crisis no se puede convertir en una nueva máscara del privilegio", ha asegurado De la Vega, quien considera que se debe seguir avanzando para salir "más y mejor de ella" y "dejarla de una vez por todas y definitivamente atrás". La vicepresidenta cree que la voz de las mujeres "tiene que oirse más alto que nunca" y ha asegurado que las mujeres africanas son las más adecuadas para ello puesto que "siempre se mantienen en primera línea". 

Barberá justifica la ausencia de Camps porque éste "no ha sido convocado"

De la Vega ha criticado la discriminación por no ser "el camino del mañana" y ha confiado en que las millones de mujeres africanas "nunca volverán a ser silenciadas". "No toleraremos ninguna mordaza", ha sentenciado la vicepresidenta, quien ha criticado las políticas económicas "insensibles" y "ciegas" al género, y ha apostado por "romper" con ellas transformando las leyes e incrementando el acceso de las mujeres a los puestos de decisión.

Por último, ha instado a "cruzar el puente de la igualdad" y a "quemar" el de la desigualdad, así como las "medias tintas, la tibieza y la injusticia". De la Vega ha expuesto que las africanas mantienen el 90% de la economía informal, producen el 80% de los alimentos y sustentan a más del 40% de las familias de todo el continente.

Entre los presentes al acto han estado las presidentas de Finlandia, Tarja Halonen, y de Liberia, Ellen Johnson-Sirleaf; así como la vicesecretaria general de la ONU, Asha Rose Migiro, y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, que ha ejercido como anfitriona. 

Por su parte, la presidenta de Finlandia ha reconocido la labor de España en la lucha contra la violencia machista y ha recalcado que la situación posterior a un conflicto bélico, es especialmente difícil para la mujer, quien, además, en ocasiones es apartada de los procesos de paz. La presidenta de Liberia ha deseado que reuniones como estas no tuvieran lugar puesto que eso significaría que la igualdad sería una realidad y ha asegurado que Mujeres por un Mundo Mejor es un encuentro "necesario" porque las mujeres se siguen enfrentando a grandes desafíos como, por ejemplo la brecha salarial o la poca representación en puestos de responsabilidad.

La Vicesecretaria General de la ONU ha destacado el avance en los porcentajes de parlamentarias, que ha aumentado en un 8% en los últimos quince años hasta alcanzar una media global del 18,4%. Sin embargo, ha constado que las mujeres "siguen cargando con parte desproporcionada de trabajo y sigue sin medirse adecuadamente su contribución económica".

Barberá se enrabieta

Precisamente Barberá ha lanzado un recado a la vicepresidenta De la Vega al recordar la incomparecencia de Francisco Camps. "Me encarga especialmente el presidente del Gobierno de la Comunitat Valenciana, que en su nombre, porque no ha sido convocado al acto, les dé la más cordial bienvenida a esta comunidad que tiene a gran honor acoger este encuentro de igualdad, de futuro y de esperanza", afirmó Barberá.