Sábado, 27 de Marzo de 2010

Miles de "camisas rojas" marchan por Bangkok para exigir comicios anticipados

EFE ·27/03/2010 - 07:25h

EFE - Simpatizantes del ex primer ministro tailandés Thaksin Shinawatra se rapan la cabeza durante una manifestación contra el Gobierno en Bangkok (Tailandia), celebrada el pasado jueves.

Miles de seguidores del ex primer ministro Thaksin Shinawatra, conocidos como los "camisas rojas", marchan hoy por distintas zonas de Bangkok para exigir con su presencia la disolución del Parlamento y elecciones anticipadas.

Las autoridades calculan que los "camisas rojas" congregarán hoy unas 50.000 personas.

El plan de permanecer concentrados en el campamento base que ocupan desde hace dos semanas, en un tramo de la venida de Rajdamoen, cerca del antiguo Palacio Real, fue alterado a medida que el número de participantes crecía.

Los dirigentes del Frente Unido para la Democracia y contra la Dictadura, la plataforma cívica de los "camisas rojas", dieron la orden de dirigirse a ocho áreas con fuerte presencia militar para pedir a los soldados que vuelvan a sus cuarteles y que retiren los controles.

Motos, coches privados, taxis, camiones y camionetas comenzaron a circular hasta las zonas seleccionadas en un ambientes festivo, con banderas coloradas y megáfonos con música o consignas.

La presencia policial y militar era discreta cuando la marea de "camisas rojas" empezó a inundar las calles capitalinas hacia cinco templos budistas, el Parque Dusit, el centro Nang Loen y el Colegio Comercial Pranakon.

"Vamos a hablar de manera educada con los soldados allí y pedirles que regresen a sus cuarteles y devuelvan sus armas, para evitar que les utilicen para asesinar manifestantes", explicó uno de los líderes del Frente Unido, Natthawut Saikua.

Hasta la fecha, las manifestaciones, que en su día principal congregaron 100.000 personas, el 14 de marzo, han transcurrido pacíficamente y los cuerpos de seguridad han evitado el uso de la fuerza.

Los únicos incidentes violentos ocurridos en estas dos semanas han sido once artefactos explosivos y granadas que han estallado en el exterior de oficinas gubernamentales y cuarteles sin causar víctimas mortales.

La Policía no ha vinculado con las protestas las explosiones, la última de las cuales sucedió esta madrugada en el Departamento de Aduanas en Bangkok y sólo causó daños materiales.

La Red de Empresarios para la Democracia, formados por ejecutivos y trabajadores del centro financiero de Bangkok, exigieron el viernes el cese de las movilizaciones antigubernamentales para evitar que perjudiquen más a la economía y el turismo.

Los empresarios expresaron en manifiesto su respaldo al Gobierno del primer ministro Abhisit Vejjajiva y advirtieron a los "camisas rojas" contra emprender una "lucha de clases".

El Gobierno declaró la Ley de Seguridad Interna en la capital y provincias aledañas el 11 de marzo y desplegó unos 50.000 militares y policías para evitar que las movilizaciones se tornasen violentas, como ocurrió en abril del 2009.

Tailandia está inmersa en una profunda crisis desde el golpe de Estado que depuso en el 2006 al multimillonario Shinawatra, un ex policía que se ganó a las clases populares con políticas sanitarias y sociales.

La mayoría de los "camisas rojas" y las clases más humildes del norte y noreste del país idolatran a Shinawatra y consideran a Vejjajiva, del Partido Demócrata, un "hombre de paja" de la elite y el Ejército.

Shinawatra vive en el exilio y fue condenado en rebeldía en el 2008 a dos años de prisión por un delito de corrupción.