Sábado, 27 de Marzo de 2010

Un Tour de dos días

Primer duelo Contador-Armstrong de la temporada en el Criterium Internacional. La fidelidad del Astana, a prueba ante el potencial del RadioShack

MIGUEL ALBA ·27/03/2010 - 08:00h

La última foto conjunta gritaba su desunión. Compañeros y sin embargo, enemigos íntimos. Por comportamientos, gestos y palabras durante tres semanas de carrera. Pero, sobre todo, por carácter. Incluso ni compartieron champán en los Campos Elíseos. Contador, de amarillo, lo celebraba con la escasa fidelidad que encontró en el Astana para ganar su segundo Tour. Armstrong, con el único amarillo de la pulsera de su fundación Livestrong, hacia un aparte con el resto. El último acto de fidelidad con el maillot kazako antes de la desbandada colectiva al RadioShack.

El equipo que patrocina un amigo rico de Armstrong para que este conquiste su octava Grand Boucle. La venganza de dólares contra Contador. El nuevo maillot para Leipheimer, Kloden, Popovych, Rast, Paulinho, Muravyev o Zubeldia. El último proyecto de Bruyneel. La suma de alianzas que pretende apoderarse del pelotón para desarticular el efecto Contador. Su meta es el Tour. Como la de Alberto. Como la del nuevo Astana. Un grupo que tapa con fidelidad sus posibles carencias para la gran batalla de julio. EnCórcega, donde la cámara volverá a buscar a Alberto y Lance en el mismo plano, el de Pinto se siente protegido. "Que Yvon (Sanquer, patrón del Astana) esté aquí significa el apoyo que me da y el respaldo de todo el equipo", comentaba ayer el pinteño.

Tras sus triunfos en la Vuelta al Algarve y la París-Niza, Contador vuelve hoy a la acción. En Francia. Ante Armstrong y dos de sus antiguos fieles en el Astana (Paulinho y Popovych). Dos síntomas que convierten al Criterium Internacional, que este año se ha trasladado a Córcega como ensayo de una posible salida de la ronda gala en 2013, en un Tour de dos días. No tanto por el ciclismo sino por el clima que genera el encuentro.

Una situación provocada por el propio Contador. "Cambié el calendario porque mi preparación para el Tour es inmejorable, tengo buenos resultados y no hay que castigarse en exceso. Aquí son sólo dos días y el recorrido es bueno para mí", explica el líder del Astana. No buscó a Armstrong, pero le satisface encontrarle de nuevo en la carretera. Porque Lance es el ciclista al que quiso enfrentarse desde niño, y al que quiere seguir enfrentándose en el presente. "No vengo aquí para enviar ningún mensaje a Lance. He venido aquí porque es lo más adecuado para mi preparación".

Bruyneel protege a Lance

El altimétrico anuncia para hoy LOspedale, 15 kilómetros de ascensión al 7 por ciento. "Una subida dura, larga y con viento", define Armstrong. El puerto que Contador fue a inspeccionar nada más aterrizar en Ajaccio para recobrar las sensaciones de sufrimiento que afinó, la pasada semana, con un entrenamiento de calidad en la sierra madrileña. Su conclusión en la cima, entre niebla, lluvia y frío, difiere de la del norteamericano. "La subida no es muy dura, pero vamos a llegar tras una etapa muy dura (175 kilómetros) y las fuerzas estarán justas".

Una definición del presente de Armstrong, protegido por el discurso de Bruyneel, ante las dudas que generó la participación del texano en la Vuelta a Murcia. "Contador está por encima (deArmstrong) en estos momentos. Lance no está en una súperforma pero vuelve a estar en carrera", asevera el manager belga.

Porque el texano no busca todavía el cuerpo a cuerpo con el de Pinto. Su objetivo, a diferencia de Alberto, no es ganar la prueba, sino seguir progresando en su preparación. En especial, en la postura de la pedalada en la contrarreloj. Precisamente, el Criterium Internacional se cierra mañana con una crono de 7,7 kilómetros, tras un etapa matinal de 75 kilómetros por un circuito en las calles de Porto Vecchio. "Evans es uno de los más fuertes tras su gran Tirreno". Contador le cita como favorito. No así a Armstrong. "Ahora hay otros por encima de él". Su tono evita la polémica. Para eso siempre quedará el Tour.