Viernes, 26 de Marzo de 2010

ACS acudirá a los tribunales tras el portazo de Iberdrola

La junta de la compañía eléctrica revoca el nombramiento de un consejero de la constructora. El vicepresidente Arregui dimite para restar argumentos a Pérez

A. M. VÉLEZ ·26/03/2010 - 22:00h

REUTERS/Vincent West - Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, durante la junta de accionistas de la eléctrica, ayer, en Bilbao.

Iberdrola consumó hoy el enésimo portazo a su primer accionista, ACS (12,1%). La constructora logró nombrar un consejero en la eléctrica, pero, conforme al guión previsto, el elegido, José María Loizaga (también vocal de la constructora), duró hora y media en el cargo. En respuesta a la petición de un accionista, la junta de Iberdrola destituyó a Loizaga por apreciar, basándose en informes jurídicos, un "conflicto de interés estructural y de competencia directa y permanente" entre la eléctrica y la compañía que preside Florentino Pérez.

Tras la junta, José Luis del Valle, secretario del consejo de ACS, explicó que la constructora, que estudia "otras medidas", impugnará "en las próximas semanas" en un juzgado de Bilbao (donde está la sede de Iberdrola) la revocación de su consejero, al que tenía derecho por el sistema de representación proporcional.

En un clima de alta tensión, Sánchez Galán fue jaleado por su partidarios

En su intervención en la junta, Del Valle acusó a la cúpula de Iberdrola de esgrimir "una excusa más" y enumeró algunas de las trabas que se ha encontrado ACS desde que entró en la eléctrica, en septiembre de 2006: desde reducir el número de consejeros hasta cambiar los estatutos para reforzar al presidente, Ignacio Sánchez Galán. A la constructora, que el año pasado vendió Unión Fenosa (rival directo de Iberdrola) a Gas Natural, le urge tener influencia en la eléctrica para consolidar los resultados de su participada en sus cuentas.

Del Valle relativizó la importancia de los negocios en los que compiten ambas empresas, como las energías renovables y la ingeniería, que, dijo, sólo suponen, respectivamente, el 1,2% y el 5% de las ventas de ACS. Según él, "no hay igualdad de trato", porque en el consejo de Iberdrola hay entidades con negocios energéticos ajenos a la eléctrica (Bancaja, Unicaja y BBK). Curiosamente, Del Valle es primo carnal de su homónimo y director de estrategia de Iberdrola. Pero así son los negocios.

ACS impugnará en las próximas semanas el relevo de su consejero

De hecho, el hasta hoy vicepresidente y consejero de Iberdrola en los últimos 15 años, Juan Luis Arregui, dimitió justo antes de la junta ante las "especulaciones de conflicto de interés". Arregui, primer accionista individual de Iberdrola (1%) preside la papelera Ence, que tiene un ambicioso plan de inversión en biomasa, un área donde también opera Iberdrola. Además, participa en una petrolera con José Ignacio López de Arriortúa (conocido como Superlópez), como ya informó este diario en abril de 2008. Con su dimisión, intenta restar argumentos a ACS sobre la supuesta utilización de un doble rasero en los nombramientos.

La junta de la eléctrica también aprobó amortizar el puesto de Arregui en el consejo, que queda así reducido a 14 miembros. A ACS no le preocupa este aspecto, porque, con su actual participación, tendría derecho a un puesto en el consejo aunque éste quedara reducido a nueve miembros, según explicó Del Valle. Se abre así otro frente en el conflicto, que también se ha trasladado a la arena política, con la propuesta del PSOE para eliminar los blindajes accionariales, que de salir adelante beneficiaría a ACS.

Abucheos

Las juntas de accionistas suelen ser un paseo para los gestores de las empresas, y la de hoy de Iberdrola no fue una excepción. Sánchez Galán fue jaleado en varios momentos de sus intervenciones, en las que propinó sus habituales pullas a ACS, a la que acusa de querer "especular" con Iberdrola. En cambio, el representante de la constructora fue despedido tras tomar la palabra con abucheos y gritos de "fuera, fuera". Entre los doce accionistas que tomaron la palabra, sólo uno (aparte de Del Valle) criticó a la cúpula de la eléctrica por sus altos sueldos.