Viernes, 26 de Marzo de 2010

El Gobierno no descarta cambiar la ley para permitir las escuchas

Para los casos en los que los abogados de imputados pudieran estar implicados en los delitos

EFE/PÚBLICO.ES ·26/03/2010 - 18:10h

EFE - El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros.

El Gobierno ha reaccionado a la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) de anular todas las conversaciones entre los imputados del caso Gürtel y sus abogados investigadas por Garzón.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha dejado la puerta abierta a modificar la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim) para permitir que sean intervenidas dichas comunicaciones cuando haya indicios suficientes de la participación o colaboración en un delito por parte de los letrados.

Según Rubalcaba, hay que ver si efectivamente ese tipo de escuchas son útiles para combatir el crimen y perseguir a los delincuentes y, si es así, -ha dicho-, "igual hay que hacer alguna modificación en la LECrim para dejar claro que es posible escuchar a un abogado cuando lejos de ejercer el derecho de defensa, está siendo cómplice de la voluntad de su mandado de esconder el dinero".

"Hace mucho que dejamos de creer en las casualidades en estas cosas" 

No obstante, el titular de Interior ha asegurado que el debate abierto no afecta a los métodos o mecanismos para intervenir las comunicaciones, sino que es un debate jurisprudencial que corresponde más al Ministerio de Justicia que a su departamento, aunque admite que "hay mucho lío" que "no es casual".

"Hace mucho que dejamos de creer en las casualidades en estas cosas", ha afirmado Rubalcaba, quien, tras insistir en que no conoce en detalle la resolución del TSJM, ha recordado que la jurisprudencia constitucional ha establecido que si un abogado está imputado y colaborando su cliente en un delito las escuchas son válidas.

Garantías

Por su parte, la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega ha matizado las palabras de Rubalcaba al señalar que se trata también de un tema de garantías, aunque ha coincidido con el ministro en que una vez terminado el procedimiento del caso Gürtel, el Ejecutivo estará en condiciones de analizar si es necesario hacer alguna modificación legal en esta materia.

"Las decisiones de los jueces también son recurribles, por tanto, esto no se ha terminado y tenemos que respetar los tiempos, los procedimientos y las garantías en todos los ámbitos", ha afirmado De la Vega tras expresar su plena confianza en la Justicia.

Además, se ha mostrado convencida de que la decisión del TSJM es la que han adoptado "los jueces en el ámbito de tratar de hacer que ese proceso cumpla todas las garantías, para que llegue bien a su fin y con los instrumentos de prueba que sean adecuados".