Viernes, 26 de Marzo de 2010

La Policía deja de buscar a Sara Morales en el pozo de Jinámar

Sólo se han hallado huesos más pequeños de lo esperado, que serán analizados

EFE ·26/03/2010 - 16:40h

Miembros de la Policía Nacional y de la Unidad Militar de Emergencia (UME), recogen el material y se disponen a abandonar el lugar donde se ha buscado a Sara Morales.

La Policía ha dado por finalizada la búsqueda de huesos en el pozo de Gran Canaria donde fueron encontrados unos restos el pasado viernes mientras se buscaba a Sara Morales, desaparecida en 2006, ya que los únicos restos óseos encontrados hasta ahora son más pequeños de lo esperado.

La jefa superior de Policía de Canarias, Concepción de Vega, ha explicado a los periodistas que finalmente ha sido posible rescatar algún resto óseo del fondo del pozo cubierto de fango, si bien son "menores de lo esperado", aunque no ha concretado si son humanos o no.

"Hemos encontrado una serie de objetos importantes para ser dignos de investigación, entre los que se incluyen algunos huesos de menor tamaño de lo que esperábamos que también serán remitidos para su análisis", indicó a los periodistas la máxima responsable de la Policía Nacional en el Archipiélago.

"No hay espacio suficiente para que hubiera restos de ningún cuerpo humano" 

De Vega tampoco pudo precisar si los restos encontrados coinciden con la imagen que se obtuvo el pasado viernes con una cámara subacuática en la que se apreciaba lo que parecía ser un fémur, una imagen a partir de la cual se puso en marcha el dispositivo especial para la extracción del interior del pozo de los posibles restos humanos.

Dijo además que se da por finalizada la investigación en el pozo y se precinta el mismo porque, según los especialistas, en el lodo que queda no puede haber un cuerpo humano.

"En lo que queda de lodo no hay espacio suficiente para que hubiera restos de ningún cuerpo humano", pues actualmente sólo queda en el pozo entre 80 centímetros y 1,20 metros de agua y de fango, insistió.

Peligro de reventón

Añadió que también se precinta por una cuestión de seguridad, ya que el pozo podría reventar en cualquier momento por la presión del agua en las compuertas que se sellaron para impedir que dos galerías siguieran anegando la oquedad, por lo que ya no es posible garantizar la seguridad de los agentes que trabajaban en su interior.

"Hay una galería que está absolutamente llena de agua", y "los especialistas han dicho que las puertas y la pared del pozo pueden reventar" en cualquier momento, por lo que se ha decidido finalizar con las tareas de búsqueda.

Los restos óseos encontrados en el pozo fueron trasladados ayer al Instituto de Medicina Legal de Las Palmas para su investigación y, una vez allí, se les someterá a un diagnóstico de especie para determinar si son humanos o no, indicaron fuentes policiales.

Posteriormente se hará una prueba de género para determinar su sexo y su edad y, por último, una prueba de ADN.

Las fuentes policiales indicaron que las labores de búsqueda de los dos menores desaparecidos en Gran Canaria, Sara Morales y Yeremi Vargas, continúan su curso al margen de las labores policiales desarrolladas estos días en el pozo de Jinámar.