Viernes, 26 de Marzo de 2010

La coalición opositora gana las elecciones en Irak

El ex primer ministro iraquí Ayad Alawi obtiene 91 de 325 escaños

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·26/03/2010 - 19:10h

Al-Maliki exigió un recuento manual de los votos al verse por detrás en los resultados parciales. AFP

La coalición opositora iraquí, encabezada por el ex primer ministro iraquí Ayad Alawi, se ha convertido en la alianza política con mayor número de escaños en el Parlamento iraquí, con 91 diputados de los 325 que estaban en disputa en las elecciones celebradas a comienzos de marzo.

Ninguna alianza política cuenta con los escaños suficientes para gobernar en solitario. Será necesario, por tanto, recurrir a coaliciones políticas para llegar al Gobierno.

En segundo lugar quedó la coalición dirigida por el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, con 89 escaños, según los resultados finales de los comicios del 7 de marzo anunciados hoy por la Comisión Electoral.

Tercera se sitúa la Alianza Nacional Iraquí (ANI), integrada por grupos políticos chiíes, con 68 escaños, mientras que la actual coalición gobernante en al región autónoma del Kurdistán iraquí logró el cuarto puesto, con 38 escaños.

Será necesario recurrir a coaliciones políticas para llegar al Gobierno

Los datos son aún provisionales y tienen que ser ratificados por la Corte Suprema. Los partidos políticos, además, tienen tres días de plazo para presentar sus impugnaciones.

En los comicios estaban en juego 325 puestos en el Parlamento unicameral. El nuevo Gobierno será el segundo elegido desde la invasión militar encabezada en 2003 por Estados Unidos para derrocar al régimen de Sadam Husein.

Del Parlamento elegido surgirá la próxima coalición gobernante. La Asamblea también se encargará de designar al nuevo presidente iraquí, con menos funciones ejecutivas que el primer ministro.

Una elecciones "creíbles"

Al Maliki y el presidente iraquí, Yalal Talabani, pidieron un recuento manual de todos los votos con el fin de garantizar la limpieza del proceso. La Comisión Electoral, sin embargo, dijo que sólo lo llevaría a cabo en los distritos donde se denuncien irregularidaes.

Antes de informarse de los datos, Ad Melkert, jefe de la Misión de la ONU en Irak, que ha seguido de cerca estos comicios, calificó las elecciones como "creíbles" y pidió a los partidos políticos respetar los resultados.

"Los resultados representan la voluntad del pueblo", agregó Melkert, quien resaltó que la misión de la ONU no había encontrado "un fallo sistemático" o señales de fraude, aunque sí "algunas imperfecciones".

Al Maliki pide impugnar los resultados

El gran perdedor de las elecciones, el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, ha tardado poco en comparecer para recordar que los resultados anunciados "no son definitivos" y anticipó que su alianza política recurrirá a los canales legales para impugnarlos porque "suscitan dudas".

A pesar de que su coalición quedó en segundo lugar, Al Maliki afirmó que los dirigentes de su alianza política ya han comenzado los contactos políticos para buscar el apoyo de otros grupos "para formar gobierno".

Ninguna de las alianzas políticas obtuvo los escaños suficientes para formar gobierno, por lo que será necesario forjar acuerdos entre los distintos. "Trabajaremos para formar el bloque (político) más grande en el próximo Parlamento", insistió Al Maliki.