Viernes, 26 de Marzo de 2010

El sector inmobiliario deja 165.000 millones de euros en créditos problemáticos

El Banco de España indica que la morosidad de los bancos seguirá "al alza" en los próximos meses

SERVIMEDIA ·26/03/2010 - 13:10h

El Banco de España señala que la exposición de bancos y cajas al sector de construcción y promoción inmobiliaria "potencialmente problemática" (suma de activos dudosos, subestándar, adjudicaciones, daciones en pago y compras, además de los activos fallidos) es de 165.500 millones de euros.

En su último Informe de Estabilidad Financiera publicado este viernes, el regulador explica que todos los créditos agrupados en esta categoría presentan, aunque en diferente grado e intensidad, "algún síntoma de problemas potenciales".

Por ello, la normativa del Banco de España exige la constitución de provisiones específicas. El importe de dichas provisiones específicas ya constituidas en diciembre de 2009 es de 42,3 miles de millones de euros, "lo que implica un porcentaje de cobertura de la inversión potencialmente problemática del 25%".

Desde el organismo que gobierna Miguel Ángel Fernández Ordóñez se advirtió de que la exposición al sector de construcción y promoción inmobiliaria "supone un riesgo relevante para el sistema bancario español".

Este riesgo se debe a que el sector inmobiliario está "inmerso en un proceso de ajuste muy agudo" y a que el volumen de la inversión del sistema bancario en dicho sector (445.000 millones de euros) es "elevado".

Morosidad

Por otra parte, el Banco de España indica que la morosidad de las entidades financieras seguirá "al alza" en los próximos meses, "al menos mientras la actividad real y el empleo no den signos de clara mejoría", si bien el aumento será "más moderado".

El regulador apunta que la ratio de dudosos del crédito concedido al sector privado residente en España por el conjunto de entidades de depósito se situó en diciembre de 2009 en el 5%, frente al 3,3% de un año antes.En todo caso, el organismo subraya que "la morosidad registra un notable grado de dispersión entre entidades, lo que no sólo depende de sus exposiciones relativas, sino de forma muy relevante de sus políticas crediticias y de gestión del riesgo de crédito".

Crédito

En cuanto a la evolución del crédito, el Banco de España apunta que "intensificó su tendencia descendente", registrando tasas de variación negativas en diciembre de 2009 para el conjunto de entidades de depósito.

Los últimos datos disponibles, de enero de 2010, persisten en esta dirección, al reducirse el crédito un -2,7% en tasa interanal."La difícil coyuntura que atraviesa la economía española explica esta evolución del crédito al sector privado residente, evolución que previsiblemente persistirá en los próximos meses", agregan.

Por otra parte, alertaron de que las dificultades de la economía española podrían afectar al crecimiento del crédito para estas entidades, y agregan que precisamente el Frob "está diseñado para evitar que este riesgo acabe concretándose".

En este sentido, el organismo que lidera Miguel Ángel Fernández Ordóñez insistió en la importancia de procesos de reestructuración "intensos". "Parece inevitable que el sector bancario español, y en particular las entidades que presentan una mayor debilidad, se adecuen al nuevo contexto nacional e internacional racionalizando su estructura", indica.

El Banco de España destaca también que las entidades de depósito españolas, que redujeron sus beneficios un 19,7% en 2009, "están compitiendo intensamente por la captación de depósitos, lo que se refleja en unos mayores tipos de interés ofrecidos para los nuevos depósitos". 

El paro seguirá aumentando

El Banco de España prevé que la tasa de paro seguirá en aumento en los primeros meses de 2010, aunque los ritmos de aumento serán más moderados.

En su último Informe de Estabilidad Financiera publicado este viernes, el regulador recuerda que durante el último tramo del pasado año "se prolongó la trayectoria contractiva de la actividad económica, si bien el ritmo de disminución fue moderándose".

Entre octubre y diciembre el PIB retrocedió un 0,1%, en términos intertrimestrales, frente al descenso del 0,3% registrado tres meses antes.

Esta evolución -agrega- tuvo su reflejo en el mercado laboral, en el que "se continuó destruyendo empleo, aunque a una velocidad algo menor".
Como consecuencia de ello y del curso de la población activa, la tasa de paro se elevó, y "los datos más recientes apuntan a una continuidad de esta tendencia durante los primeros meses de 2010".