Viernes, 26 de Marzo de 2010

CCOO de Baleares, en huelga de hambre por los recortes de la Sanidad en la comunidad

Comenzó anoche la secretaria de Sanidad y se sumará un miembro de la Ejecutiva cada 3 días

PUBLICO. ES / EP ·26/03/2010 - 11:31h

La secretaria general de la Federación de Sanidad de CCOO de Baleares, Isabel Pascual, empezó a las 21.00 horas de ayer una huelga de hambre en protesta por el recorte presupuestario de la Conselleria de Salud y Consumo de más de cien millones de euros a la que se irá sumando un miembro más de la ejecutiva de Sanidad del sindicato cada dos o tres días hasta que se llegue a un acuerdo con el Govern.

El portavoz de esta federación, Manel García, y la secretaria organización de la misma, Marisol Roldán, informaron hoy de esta iniciativa en una rueda de prensa en la que estuvieron acompañados por Pascual y por el resto de sindicalistas que desde el pasado lunes están encerrados en el IB-Salut como señal de protesta.

Piden el cese inmediato del conseller Vicenç Thomás

Asimismo, CCOO pidió el cese "inmediato" del conseller de ramo, Vicenç Thomàs, por su "ineficacia" y su "tolerancia" a la hora de aceptar el citado recorte presupuestario, el cual ellos mismos reconocen que es "inviable", apuntó García.

En este sentido, el portavoz recalcó que Thomàs prefiere "mantener su puesto y su sueldo" antes que presentar su renuncia como haría cualquier "gestor responsable". También criticaron que el Govern intente "hacer ver" que el presupuesto del que dispone este año la Conselleria es "suficiente", contrariamente a lo que CCOO considera.

García señaló que ésta es una más de las acciones que el sindicato pretende llevar a cabo, las cuales anunciaron que se irán intensifiando si el Govern no actúa y no se presta a la negociación. CCOO mantiene esta movilización por su rechazo al recorte presupuestario de más de cien millones de euros para este año, por su negativa a la privatización de los servicios sanitarios y por la pérdida de empleo que prevén que tendrá lugar con el traslado del hospital de referencia a Son Espases, entre otros asuntos.

En opinión de los sindicalistas, el recorte presupuestario ya está afectando a los usuarios. Así, Roldán comentó que, debido a la falta de personal en el Hospital de Son Dureta, los trabajadores tienen "muchas cargas" que están provocando que "no puedan atender a los pacientes de manera inmediata".

Los pacientes están hacinados en los pasillos de Urgencias, según CCOO

Asimismo, apuntó que los pacientes están "hacinados" en los pasillos de Urgencias y que el hospital presenta deficiencias en sus instalaciones. Una situación que se irá "agravando" a medida que pase el tiempo, apostilló Roldán.

Además, García afirmó que, desde que entró el actual Govern a gestionar la sanidad pública, la deuda de la misma ha ascendido desde los 200 hasta 500 millones de euros y le acusó de tratar este asunto de una manera "opaca".

Por otra parte, García aseguró que CCOO está actuando de manera "abierta" en sus movilizaciones y en el diálogo con el Govern y otros sindicatos, con los que se comunica vía burofax, y acusan al Ejecutivo autonómico de negociar "clandestinamente" con el resto de formaciones sindicales.

Sobrecoste

Preguntado por su opinión respecto al sobrecoste del futuro hospital de referencia de Son Espases, García dijo que es una "vergüenza" y un "escándalo" que se quiera utilizar un centro público para hacer "un tipo descarado de negocio como el que se pretende hacer allí".

"Aquello parece el templo de Jerusalén, alguien tendrá que entrar allí con el látigo a sacar a todos los mercaderes del templo", subrayó García. Por su parte, Roldán agregó que los usuarios lo notarán cuando tengan que pagar por la privatización de algunos servicios, como el del aparcamiento.

"No podemos permitir que la sanidad pública sea rentable", aseveró Roldán, mientras que García matizó que la rentabilidad en sanidad tiene que traducirse en "calidad asistencial" y "no en rentabilidad económica".