Viernes, 26 de Marzo de 2010

Tráfico pone en marcha el mayor despliegue de su historia ante la llegada de la Semana Santa

Casi 10.000 guardias civiles, 14 millones de desplazamientos y velocidades más bajas, las grandes cifras de la Operación Salida de la Semana Santa.

SERVIMEDIA ·26/03/2010 - 10:45h

La Dirección General de Tráfico (DGT) pone en marcha este viernes una operación especial con motivo de la Semana Santa, en la que prevé un total de 14,4 millones de desplazamientos de largo recorrido por las carreteras españolas. En el dispositivo participan 9.800 guardias civiles, el mayor despliegue de agentes realizado en la historia de España.

Según explicó el director general de Tráfico, Pere Navarro, la DGT ha preparado para estas vacaciones un dispositivo que se desarrollará en dos fases.

La primera comprenderá desde las 15.00 horas de este viernes hasta las 24 horas del domingo, día 28, y la segunda se desarrollará desde el Miércoles Santo hasta las 24.00 horas del lunes 5 de abril, que también se espera que sea "delicado". Esta última será "más importante" que la anterior por el volumen de desplazamientos que se esperan.

Los 14,4 millones de viajes de este año constituyen un volumen de tráfico "igual que el previsto el año pasado", aunque la Semana Santa de 2009 se cerró finalmente con 200.000 desplazamientos más de los esperados. La de este año volverá a este respecto "a los niveles de 2007".

Tráfico espera que los mayores problemas circulatorios se produzcan en las salidas de los grandes núcleos urbanos hacia zonas turísticas de la costa, segundas residencias, poblaciones con actos religiosos tradicionales y zonas de montaña.

Entre las recomendaciones que ha lanzado la DGT destaca la de evitar viajar la tarde-noche del Miércoles al Jueves Santo, que suele ser la de mayor tráfico del año.

Para llevar a cabo la operación trabajarán más de 600 funcionarios y personal técnico en los centros de gestión del tráfico y habrá en las carreteras un total de 9.800 agentes de la Guardia Civil, 500 más que el año pasado.

También se establecerán 1.250 kilómetros de carriles reversibles o adicionales, se paralizarán las obras que afecten a las calzadas, se limitará la celebración de pruebas deportivas y se restringirá la circulación de camiones.

Los radares serán "los que hay", ya que "no se pondrán más", con lo que sumarán 550 fijos y 300 móviles de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

El reto, repetir

Para Navarro, la Semana Santa se ha caracterizado en los últimos años por ser un periodo "duro y difícil" en materia de siniestralidad.

Así, entre los años 2004 y 2007 los fallecidos se mantuvieron alrededor del centenar, mientras que en el 2003 se llegaron a registrar 12,4 muertos diarios.

El año pasado fue "anormalmente bueno", con 45 accidentes mortales en los que perdieron la vida 46 personas, lo que supuso una media de 4,5 fallecidos diarios, y 286 heridos graves. Para la DGT, "el objetivo ahora es consolidarlo".

Los accidentes de Semana Santa de 2009 se produjeron mayoritarimente en trayectos cortos, carreteras secundarias y desplazamientos por motivos de ocio.

La franja horaria de mayor siniestralidad fue la de entre las 14.00 y las 20.00 horas, el accidente mayoritario la salida de vía y la franja de edad con más muertos la de entre 25 y 34 años. Además, el 23% de los fallecidos no llevaba puesto el cinturón.

Las medidas de vigilancia y regulación se complementan con una campaña en radio e Internet que recuerda que "lo importante es llegar". La DGT ha puesto también a disposición de los medios un vídeo informativo con sus recomendaciones.

Luces de día

Circular de día con las luces encendidas, incluir en la agenda del móvil un número "AA" ("avisar a.") ante casos de emergencia, prestar especial atención a los motoristas y evitar comidas copiosas antes de viajar son algunos de sus consejos.

El director general de Tráfico aprovechó la ocasión para informar de que, según 2.500 detectores del Ministerio de Fomento, ha aumentado la fracción de conductores que conducen entre 100 y 120 kilómetros por hora (km/h), mientras que han caído seis puntos entre 2002 y 2008 los que circulan a más de 140 km/h y cuatro puntos los que viajaban entre 50 y 80 km/h. Esto "supone una mejor fluidez del tráfico" y evita "el llamado efecto acordeón".