Viernes, 26 de Marzo de 2010

Moncloa atribuye la clave del desbloqueo a Zapatero

"Merkel cambió de posición tras su conversación con Zapatero", aseguró un portavoz oficial

GONZALO LÓPEZ ALBA ·26/03/2010 - 08:25h

Zapatero conversa con Van Rompuy, ayer. - AFP

José Luis Rodríguez Zapatero no participó en la reunión en la que Angela Merkel y Nicolas Sarkozy presentaron a Herman Van Rompuy y Jean-Claude Trichet el pacto franco-alemán sobre el plan de rescate para Grecia, pero sí estuvo en la cocina, y no como pinche sino como uno de los maîtres, según el Gobierno español. "Merkel cambió de posición tras su conversación con Zapatero", aseguró un portavoz oficial.

Esa conversación, que según esta versión cambió el rumbo de una jornada que había empezado con los peores augurios, se produjo poco antes del almuerzo, tras la cumbre social con sindicatos y empresarios en la que participaron Zapatero y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

Una crisis política

Ablandó a Merkel antes de que Sarkozy doblegara su resistencia

Zapatero anticipó en la rueda de prensa que celebró tras esta cumbre los principales argumentos que esgrimió ante la canciller de Alemania: "La corresponsabilidad, que es un concepto distinto al de solidaridad, está en los fundamentos del euro. No estamos hablando de dar dinero a Grecia, sino de prestar dinero, que se devuelve y con intereses. La solución ha de ser fundamentalmente europea, el camino de los préstamos bilaterales es admisible y la participación del Fondo Monetario Internacional es admisible. Hoy, la Unión Europea tiene que demostrar el compromiso con el euro y con los países que lo integran haciendo bien las cosas, que es hacerlas desde la perspectiva europea".

Lo que Zapatero planteó en definitiva fue que, si no se lograba un acuerdo, la UE entraría en una crisis política de consecuencias nefastas para todos. El ablandamiento de la postura alemana ya lo había estado trabajando el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, con el vicecanciller Guido Westerwelle, y lo consumó Sarkozy en un cara a cara con Merkel.

El presidente se mostró muy activo en la cocina y atento a la foto

La fórmula del pacto, según fuentes españolas, la esbozaron Zapatero y Sarkozy en la comida que el martes celebraron en París tras el funeral por el gendarme asesinado por ETA. Entre el lunes y ayer, Zapatero mantuvo varias conversaciones telefónicas con los presidentes de la UE, Van Rompuy; de la Comisión, Durao Barroso, y de Grecia, Yorgos Papandreu. Y ya en Bruselas, tras desayunar con Rompuy, se movió para no quedar fuera de foco como en febrero y salir en la foto al lado de los tres grandes protagonistas: Merkel, Sarkozy y Papandreu.

Rajoy traduce al español

Mientras, el líder de la oposición, Mariano Rajoy, hizo su lectura doméstica. El presidente del PP defendió el rescate de Grecia como una "excepcionalidad total" para evitar que cunda el mal ejemplo y, mirando de reojo a Zapatero, subrayó que lo que está pasando es porque "se gastó lo que no se tenía y se incumplió el Pacto de Estabilidad".