Jueves, 25 de Marzo de 2010

¿Quieres ser sheriff en el lejano Oeste?

Una familia estadounidense ha puesto a la venta en eBay un pueblo del lejano Oeste. La puja ya alcanza los 345.000 dólares

EFE ·25/03/2010 - 23:57h

Una familia estadounidense ha puesto a la venta en Internet un pueblo fundado al calor de la fiebre del oro del lejano Oeste a finales del siglo XIX, en el estado de Washington, al noroeste de Estados Unidos.

La subasta en eBay ya alcanza los 345.000 dólares para comprar Wauconda, cuatro acres de tierra de una localidad establecida en 1898 a unos treinta kilómetros de la frontera de Canadá.

La solitaria estampa del pueblo la componen una gasolinera, una tienda, un restaurante al estilo del viejo oeste, una oficina de correos y una casa de cuatro habitaciones alrededor de una carretera estatal.

De acuerdo con el anuncio, la viabilidad de sus negocios está garantizada porque no hay competencia en más de 24 kilómetros en cualquier dirección y, en verano, hasta 10.000 coches transitan al día por la carretera.

La fiebre del oro

Las propietarias son madre e hija, Julie y Daphne Fletcher, del estado de Michigan y se han puesto como meta venderla por casi medio millón de dólares, un precio rebajado por la crisis inmobiliaria al ser menor que el que tenía en 2008, cuando costaba dos millones de dólares.

El pueblo fue fundado por dos hermanos del estado de Illinois

El pueblo fue fundado por dos hermanos del estado de Illinois, procedentes de otra localidad con el mismo nombre, que descubrieron una veta de oro que atrajo a buscadores del preciado metal.

Tras una década de enérgica actividad con cuatro minas en funcionamiento de forma patentada y otras dieciocho sin patentar, el oro se agotó y el pueblo sobrevive desde entonces gracias al tráfico de la carretera.

Según dijo Julie a la televisión de Detroit WDIV, la hija, que se encargaba de regentar la tienda que se abrió al público en 1898, "está lista para otra aventura", esta vez un libro mientras recorre en coche Estados Unidos.

Para convencer a potenciales clientes, las dueñas de Wauconda preguntan en su web que "por qué comprar una casa cuando puedes comprar tu propio pueblo" y aseguran que todavía se pueden encontrar pepitas de oro en un arroyo cercano.