Jueves, 25 de Marzo de 2010

Los electos de listas que apoyen a ETA perderán su escaño

El Consejo de Ministros endurecerá la ley para evitar que se cuele Batasuna

PÚBLICO ·25/03/2010 - 22:00h

El fiscal general, en una comparecencia en el Senado el pasado abril.

El Gobierno se ha propuesto desarmar todos los argumentos de Jaime Mayor Oreja con firmeza y en todos los campos. Por la vía de las palabras, ya llegaron las de José Luis Rodríguez Zapatero y el resto de dirigentes del Ejecutivo y del PSOE. Por la vía de los hechos, la réplica se formalizará este viernes: el Consejo de Ministros aprobará un proyecto de ley para evitar que se cuelen miembros de marcas continuadoras de Batasuna en las listas electorales. Este jueves el ministro del Interior se lo comunicó al responsable de Justicia del PP, Federico Trillo-Figueroa, informa Europa Press.

El propósito del Gobierno es impedir "por todas las vías legales y del Estado de derecho" que ETA y su entorno burlen la ley. No se conoce aún la letra pequeña de la reforma legislativa, pero Alfredo Pérez Rubalcaba aseguró a Trillo que responde a los objetivos marcados por el PP hace meses.

Uno de los cambios es ampliar el plazo de recurso de las listas sospechosas

La reforma bascula sobre dos ejes. Primero, ampliar el plazo de impugnación de las listas sospechosas. Hoy en día, los tiempos son muy justos: desde el momento de proclamación oficial de las candidaturas hasta el día en el que arranca la campaña electoral.

El segundo pilar es hacer posible la expulsión de concejales y parlamentarios con probada ligazón a ETA una vez pasados los comicios. Este es un cambio sustancial. Hoy, por ejemplo, los electos de Acción Nacionalista Vasca partido ilegalizado por el Supremo y el Constitucional siguen con sus escaños, aunque las listas hayan sido disueltas.

Pumpido y luego Zarrías

El fiscal general fue el primero en anunciar «reformas legislativas»

La concreción de los planes del Gobierno resultó un goteo que comenzó por la mañana, cuando el fiscal general del Estado (y no el Ejecutivo) anunció los cambios: "Estén ustedes atentos a las reformas legislativas en las que el Gobierno está trabajando para ver que se está haciendo todo lo posible para hacer más difícil que puedan presentarse", afirmó Cándido Conde-Pumpido en la inauguración en Madrid de un seminario sobre acuerdos de extradición UE-EEUU.

Horas después, y en una entrevista con Europa Press, Gaspar Zarrías, secretario de Estado de Cooperación Territorial, confirmó la noticia: el Gobierno propondría cambios en la Ley de Partidos, la Ley Electoral y la nueva Ley del Gobierno Local para impedir que "alguien que tenga la más mínima mancha de apoyo a la violencia" pueda concurrir a elecciones.

Zarrías precisó que había sido Zapatero quien había dado instrucciones "claras y contundentes" a sus ministros para que trabajen en fórmulas que veten "la entrada de ningún partido y ningún candidato" que apoye a ETA en ninguna institución.