Viernes, 26 de Marzo de 2010

El CNIO ya cura tumores en pacientes

Cualquier enfermo podrá solicitar su participación en los ensayos clínicos

AINHOA IRIBERRI ·26/03/2010 - 08:30h

grupo h. m. - Manuel Hidalgo, en la firma del acuerdo.

"Por el momento, sólo podemos curar el cáncer a los ratones". La frase, pronunciada en 2008 por el entonces director del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), Mariano Barbacid, la recordó ayer el secretario de Estado de Investigación, Felipe Pétriz, en el auditorio del hospital San Chinarro, un centro privado de Madrid. Y lo hizo porque la sentencia de Barbacid ha dejado de tener sentido, ya que, desde hace pocos meses, el CNIO, uno de los centros punteros en investigación del cáncer del mundo, cura también tumores en humanos. El CNIO aporta la investigación básica y el Centro Oncológico Clara Campal (COCC, anexo al hospital San Chinarro), la parte clínica.

Según explicó a este diario el director del COCC, Manuel Hidalgo, dos pacientes "muy jóvenes" de hospitales públicos españoles, afectados por sarcoma de Edwing (un agresivo cáncer muscular), llevan dos meses recibiendo en el hospital privado un tratamiento que, en el CNIO, se demostró eficaz para tratar el cáncer de pulmón: "No sabemos si se curarán, pero están probando el tratamiento experimental más avanzado".

El acuerdo que ayer hicieron público el Ministerio de Ciencia e Innovación y la Fundación Hospital de Madrid incluye también a un hospital público, el de Fuenlabrada (en Madrid), aún en obras. Cuando este centro esté terminado, los pacientes de la pública se tratarán ahí y, los de la privada, en el COCC. Pero todos se beneficiarán del trabajo de campo del CNIO.

A partir del 1 de abril, la web de este centro recogerá un listado de ensayos clínicos iniciales, clasificados según el tipo de cáncer. Así, los oncólogos (o los pacientes que visiten la web) podrán solicitar la inclusión para enfermos que han fracasado con los tratamientos convencionales. En los mejores centros integrales de cáncer de EEUU alrededor de un 30% de los pacientes reciben tratamiento para su enfermedad por esta vía.