Jueves, 25 de Marzo de 2010

Los 'tories' no consiguen rematar a Brown

Una nueva encuesta pronostica que los conservadores británicos pueden acabar perdiendo las elecciones

DANIEL DEL PINO ·25/03/2010 - 19:42h

Los de Cameron necesitan mejorar sus previsiones en las circunscripciones marginales para ganar a los laboristas. AFP

Hace un año parecía que estaba hecho. Pero a menos de mes y medio para las elecciones generales en Reino Unido, a los conservadores de David Cameron no les salen las cuentas para acabar con 13 años de gobiernos laboristas. La diferencia entre ambos partidos se ha ajustado tanto según las últimas previsiones, que el empate parece inevitable.

Lo más negro para el Partido Conservador es que, dándose esta situación, el primer ministro, Gordon Brown, tiene muchas posibilidades de permanecer en el poder. Ya sea con un gobierno en minoría o de coalición con los Liberal Demócratas.

La clave para romper las diferencias está en las circunscripciones marginales. En ellas, un incremento mínimo de los votos a favor de uno u otro partido, puede traducirse en una victoria global. El sistema electoral en Reino Unido es tan particular que permite gobernar no al partido que más votos obtiene, sino el que más diputados consigue en las 650 circunscripciones del país.

Este jueves, la agencia Reuters publicó una encuesta encargada a Ipsos MORI. Según el sondeo, en esas regiones, el 41 por ciento de los encuestados sigue pensando en votar a los laboristas. Los 'tories' sólo conseguirían un 37 por ciento de los votos.

Trabajo por hacer

Un voto de más en estas circunscripciones puede cambiar el signo de las elecciones

La cifra en sí no es mala si se compara con la de 2005, ya que indica que los de Cameron habrían subido cinco puntos. Pero aún necesitan un empujón extra para gobernar. Toda diferencia entre el 5 y el 9% supondría una victoria tranquila para ellos.

Los conservadores no lo están haciendo mal del todo, pero quizá les falte tiempo. El sondeo dice que la mayoría de los encuestados creen que ganarán las generales, aunque el 75% de ellos no saben que viven en un feudo clave para decidir el futuro del país.

Una diferencia de un voto entre una y otra formación en esas circunscripciones puede significar un diputado más en el Parlamento. Y la victoria final.

Noticias Relacionadas